Párrocos chilenos inocentes de imputaciones por abuso sexual

En medio de la crisis institucional que vive la Iglesia católica en Chile por casos de abuso sexual, dos sacerdotes denunciados fueron declarados inocentes y restituidos en sus responsabilidades parroquiales.



Los sacerdotes chilenos Aquiles Correa Reyes y Gino Bonomo Ugarte fueron restituidos en sus cargos de párrocos en la diócesis de Rencagua, ubicada a 120 kilómetros al sur de Santiago, al finalizar las investigaciones tanto eclesiásticas, como de la justicia civil chilena, por supuesto abuso sexual.

Al respecto, un comunicado de la diócesis señala que al concluir las investigaciones correspondientes, el resultado fue que los hechos denunciados no son verosímiles, siendo sobreseídos por las autoridades jurídicas correspondientes.

En medio de la grave crisis que atraviesa la Iglesia católica en Chile por los fuertes escándalos de obispos y sacerdotes, tanto el padre Correa como Bonomo fueron denunciados por presuntos actos de abuso sexual hace cuatro meses por una feligrés que señalara una supuesta red de abusos de sacerdotes llamada “la Familia”.

Sin embargo, luego de una profunda investigación tanto de la fiscalía chilena como de la diócesis de Rencagua, se determinó la inocencia de ambos sacerdotes, por lo que regresarán a sus respectivas comunidades parroquiales.

A la fecha, el papa Francisco ha aceptado la renuncia de siete obispos chilenos, además de expulsar del sacerdocio a los obispos eméritos Francisco José Cox y Marco Antonio Órdenes y al sacerdote Fernando Karadima.

Te puede interesar: Papa expulsa a dos obispos chilenos por abuso sexual

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.