Últimas noticias:

Difaman la memoria de sacerdote asesinado

Como un guión que se sigue en los casos de asesinatos de sacerdotes, nuevamente se difunden informaciones difamatorias de las víctimas desde el comienzo mismo de las investigaciones. Ahora en el caso del homicidio de los sacerdotes Iván Añorve Jaimes y Germaín Muñiz García, la Fiscalía del Estado de Guerrero, informó sobre la existencia de una foto en la que el P. Germaín, sostendría una fusil de asalto y otra en la que se le vería con integrantes de un grupo delictivo, conjeturando que un grupo rival habría visto las imágenes y pies de foto, identificando al P. Muñiz.


Difaman la memoria de sacerdote asesinado


Además presumieron que tanto los sacerdotes como sus acompañantes habrían bebido alcohol durante la fiesta, del Día de la Candelaria, a la que acudieron en Juliantla, municipio de Taxco.

Según el Fiscal del estado, Javier Olea, en dicha fiesta, se dieron cita integrantes de diferentes grupos delincuenciales tanto de Guerrero como del Estado de México y de Morelos, a la que acudieron armados e ingirieron bebidas alcohólicas y probablemente drogas. Según esta versión preliminar, el grupo de personas con las que departían los sacerdotes, tuvieron una dificultad como otros asistentes al evento, “de lo que se desprende un problema previo”.

En resumen, para la Fiscalía local, un grupo que opera en el Estado de México y rival del aquel con el que supuestamente aparece el P. Muñiz en una foto, tuvo un problema con su grupo de amigos, lo identificaron y decidieron asesinarlo, atacando en la carretera la camioneta en la que viajaba, matándolo no solo a él sino también al P. Iván Añorve Jaimes y lesionando a sus acompañantes.

Por su parte, el Obispo de la Diócesis de Chilpancingo – Chilapa, Mons. Salvador Rangel Mendoza, en entrevista radiofónica para Radio Red, rechazó la versión de la Fiscalía, al considerar como poco probable que diversos grupos delictivos antagónicos puedan convivir en una festividad como los presume la autoridad.

Además, señaló que en las comunidades por las que tenía que trasladarse el P. Germaín, están llenas de integrantes de grupos delincuenciales, ya que tenía a su cargo la parroquia de Mezcala donde se ubican minas de oro, por su continuo tránsito se dio una relación; y señaló que tampoco debe hacer ninguna clase de distinción y agregó que en las mismas celebraciones seguramente acuden miembros de estos grupos, y él mismo se toma fotos con infinidad de personas y no les “pide la credencial de elector”, pero que además no podría saber si realizan actividades ilícitas o no. Indicó también que las fotos a las que hace referencia la autoridad no son recientes.

Por su parte, la Arquidiócesis de Acapulco en sus redes sociales publicó un video en homenaje al P. Iván Añorve, en la que se le ve en los eventos de entrega de colchones, cobijas y despensas a los damnificados del huracán Max; así como preparando la visita de los Reyes Magos, para entregar juguetes a niños de escasos recursos de la comunidad de Las Vigas en Guerrero.

Es común que cuando son asesinados sacerdotes, se les difame. El P. Omar Sotelo S.S.P, durante la presentación del libro “Tragedia y Crisol del Sacerdocio en México”, del que es coordinador, realizada este martes 6 de febrero, recordó los casos de los sacerdotes de Poza Rica Veracruz, en los que se decía que habían estado bebiendo con sus verdugos y que como resultado de un pleito los mataron, pero señaló que el haberlos maniatado con sus estolas, y aventado al menos uno de los cuerpos en un paraje conocido como “la curva del diablo”, perece revelar que hay otras cosas más allá de un pleito. Se refirió a su vez al caso del sacerdote asesinado en Michoacán, en que circularon imágenes en video de un adulto que visitaba un hotel con un niño, y que presumían era el Padre, pero la misma madre del menor afirmó que el adulto que lo acompañaba era el padre de este.

Y señaló que la difamación, es un elemento a considerar dentro de las investigación que realiza en el Centro Católico Multimedial sobre agresiones a sacerdotes, agentes de pastoral y templos, entre otros y dijo que tiene como objetivo descreditar no sólo al sacerdote sino a la credibilidad de la Iglesia, la cual aún en estos momentos cuanta con amplia credibilidad, por la enorme labor que hace con sus Cáritas, con migrantes, entre otro ámbitos.

Consideró que el crimen organizado trata de golpear a la Iglesia porque sabe que el mensaje que deja al matar a un sacerdote es que puede matar a cualquiera, y que además es en el templo donde la comunidad hacer relaciones fraternas, pero socavándola, pueden imponer su cultura de terror, silencio y muerte.

 

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar