SEP revira: “Es ridículo reprobar a niños de 1º y 2º de primaria”

El pase automático puede derivar en un descuido por parte de maestros y padres de familia a la educación de sus hijos pues se privilegia el pasar de grado sobre el aprendizaje.


Niños primero y Segundo de primaria


Ante la medida publicada por la Secretaría de Educación Pública (SEP) en el Diario Oficial de la Federación (DOF) en el que se señala que los niños de primero y segundo de primaria podrán aprobar el curso escolar sólo con asistencias, diversos especialistas y profesores de primaria manifestaron su inconformidad, pues en los dos primeros años de primaria los alumnos adquieren las bases que necesitarán a lo largo de todos sus estudios.

En un acuerdo publicado en el DOF la Secretaría de Educación señaló que con el hecho de haber asistido al curso correspondiente los infantes podrán pasar de primero a segundo grado, y de segundo a tercer grado.

Al respecto, Catalina Inclán, investigadora del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación Superior de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que esta medida no es nueva, ya que está contemplada en la Reforma Educativa del 2013.

Refirió que si bien es una medida que ha funcionado en otros países, no es el caso de México, por lo que consideró necesario escuchar la opinión magisterial para saber qué hacer con los niños que no hayan aprendido los fundamentos de la lecto-escritura y de las matemáticas.

Explicó que “los niños tendrían que pasar con un agregado en su boleta o expediente para saber dónde se quedó. Se puede generar una carga para el siguiente maestro y para el propio niño. Hay muchas aristas: se tendría que pedir la intervención de los padres de familia y de especialistas para saber por qué el niño no logró pasar, pero los maestros no tienen las herramientas para saberlo”.

Por otra parte, diversos maestros y directivos de primaria entrevistados en medios de comunicación manifestaron que la decisión de la SEP no es benéfica para los pequeños estudiantes. Por ejemplo el profesor Freddy Góngora, de la escuela primaria general “Valentín Gómez Farías” en Yucatán señaló que en primero y segundo grado es donde los niños aprenden a leer y escribir, por lo tanto si reprueba es que no ha adquirido esas habilidades necesarias para continuar con su proceso de aprendizaje.

Al respecto el investigador de la Benemérita Escuela Nacional de Maestros, Cenobio Popoca, aseguró que el pase automático puede derivar en un descuido por parte de maestros y padres de familia a la educación de sus hijos pues se privilegia el pasar de grado sobre el aprendizaje.

“Cuando un niño reprueba, entre toda la escuela va pensando qué tipo de actividades llevar a cabo para que el niño aprenda a leer y escribir. Ahora se podría dejar de privilegiar el aprendizaje con la idea de que ‘al fin van a pasar’ y que aprenderá en otro momento, lo cual no necesariamente es cierto”, precisó.

Ridículo señala la SEP

Ante los cuestionamientos por parte de la comunidad académica, el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, insistió que eliminar la reprobación para niños de primero y segundo de primaria de ninguna manera es una medida laxa para el proceso educativo de los niños.

“A quienes se tendría que reprobar es a los papás y a las mamás que no los llevan a la escuela”, señaló el secretario.

Por medio de un video publicado en su cuenta de Twitter, Esteban Moctezuma calificó como ridículo reprobar a un niño en esos grados escolares.

El titular de la SEP dijo en sus redes sociales que el daño que le puede hacer a un niño al ser reprobado “es estigmatizarlo por su familia, por sus compañeros, por sus amigos”.

Además señaló que hay “muchísima investigación” que da cuentas de que a un niño hay que acompañarlo personalmente para ver qué problemas tiene antes que reprobarlo.

Te puede interesar: SNTE manifiesta apoyo a reforma de AMLO 

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.