Va AMLO por el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar

El presidente señaló que el Seguro Popular “ni es seguro, ni es popular, porque no hay los médicos suficientes en las unidades médicas. Está muy mal el sistema de salud pública de primer nivel y lo mismo en el hospitalario”.



En el marco del informe de la Comisión de Alto Nivel “Salud Universal para el Siglo XXI”, el presidente López Obrador mencionó que ante la desarticulación que existe en México en materia sanitaria, la creación del Instituto Nacional de Salud para el Bienestar mejorará la atención médica de primer nivel, además garantizará este derecho a la población que no cuenta con un seguro médico.

Para ello aseguró que su gobierno garantizará el derecho a la salud sin hacer caso a la agenda impuesta durante los últimos sexenios desde el extranjero, por lo que su gobierno se apegará a la realidad nacional sin alejarse de lo que la gente necesita.

“Las recetas que han ordenado aplicar en nuestros países. Ya no vamos a seguir esa agenda, vamos a tener nuestra propia agenda, nuestro propio modelo de desarrollo a partir de nuestra realidad”, puntualizó.

Durante su discurso el presidente anunció la federalización del sistema de salud con un enfoque a la población no asegurada, y señaló que el Seguro Popular “ni es seguro, ni es popular, porque no hay los médicos suficientes en las unidades médicas. Está muy mal el sistema de salud pública de primer nivel y lo mismo en el hospitalario”.

Al respecto señaló el presidente que a pesar de que se cuenta con buenos hospitales como el de Nutrición Cancerología o Cardiología, el problema de salud pública radica en la atención del primer nivel de atención médica y la corrupción, por lo que a través del Instituto Nacional de Salud para el Bienestar se buscará reestructurar todo el sistema de salud beneficiando principalmente a quienes no cuentan con ningún seguro médico.

Precisó que para lograr este objetivo “vamos a hacerlo con la participación de los gobiernos estatales que están conscientes de que hace falta mejorar el sistema de salud”.

Reiteró que en 2018 el gobierno invirtió 4 000 millones de dólares en medicinas, sin embargo, sólo tres proveedores abastecieron el 65% de los medicamentos y sólo una de las empresas vendió cerca de 1 500 millones de dólares de dichos productos. Y a pesar de ello en los centros de salud no hay medicamentos suficientes.

Insistió que el derecho a la salud se construye dejando atrás las relaciones asimétricas e invirtiendo en la cercanía cotidiana con las personas.

En el acto realizado en Palacio Nacional, en el Marco del Día Mundial de la Salud, se contó con la presencia de Michelle Bachelet, expresidenta de Chile y alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, quien hizo un llamado al gobierno, sociedad civil y academia a sumar esfuerzos en favor de la salud, ya que ésta “es un derecho y no debe haber discriminación”.

Te puede interesar: La salud de “calidad” sigue siendo un reto en México

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.