No hablar no le impide comunicarse

Según la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica 2014 del INEGI, en México hay 2.4 millones de personas que no oyen. Asimismo, los datos oficiales indican que el principal tipo de discapacidad reportado fue la motriz, la cual abarcó 2.6 millones de personas.


Hablar por los que no hablan


Escribir un libro es que pocas personas logran, pero cuando se trata de que la escritora sea una niña quien además tiene una discapacidad que le impide hablar es una importante conquista, la cual aún es más importante porque a través de su obra enseña a comunicarse correctamente con quienes viven como ella en condiciones especiales.

Mary Tere Argüelles Vara tiene 11 años y a pesar de que debido a daños en su sistema motriz que le impide expresarse verbalmente, es una niña muy inteligente quien gracias a la ayuda de su familia, de manera especial de su mamá, ha logrado establecer un puente de comunicación más allá de señas e interpretaciones vagas.

Un día a la mamá de Mary Tere se le ocurrió colocar unas letras en la pared, y ayudándola a caminar iba formando palabras. Esta técnica resultó muy efectiva, y ahora esas mismas letras están colocadas en un círculo en el piso, son el alfabeto que le permite expresarse ampliamente a la pequeña.

Un puente de comunicación

Mary Tere al igual que muchas personas que padecen alguna discapacidad para poder hablar se enfrentan al gran desafío para hacer entender lo que piensa, siente o quiere, sin embargo muchas veces esa no es la mayor dificultad toda vez que las barreras en la mayoría de las ocasiones se encuentra en sus interlocutores, quienes por prejuicios, falta de comprensión e inclusive de imaginación, son incapaces de tender puentes para comunicarse con las personas especiales.

A esta realidad se ha enfrentado cientos de veces Mary Tere, por lo que decidió plasmar una serie de recomendaciones en su libro Hablar por los que no hablan. Manual para saber cómo tatar a una persona con discapacidad que no puede hablar ni moverse adecuadamente.

Revelando su mundo

“Este libro tiene como objetivo formar un espacio donde pueda compartir cómo es vivir con una discapacidad en esta sociedad”, así lo describe la pequeña quien revela lo difícil que ha sido para ella hacerse entender por el resto de las personas quienes, quizá, sin proponérselo tienen una muralla de hierro que les impide hacer contacto o tratar adecuadamente a la persona que carece de las habilidades para hablar normalmente.

Mary Tere da a conocer aquellas dificultades que van más allá de las cuestiones físicas, que son el comportamiento inadecuado de las personas que no entienden su mundo y, por lo tanto, la tratan como si no estuviera presente, como si no entendiera, como si no sintiera, generando dolor y temor para interrelacionarse con los demás.

Frente a ello, la pequeña ofrece algunas recomendaciones detalladas para lograr una conexión adecuada con quienes se encuentran con una persona especial a quien no saben de qué manera tratar y que explica, como en estos casos:

- Siempre saluda
- Siempre ofrece una sonrisa amable
- Llámalos por su nombre
- No los limites
- Convive con ellos como lo que son: personas

Grandes desafíos

Según la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica 2014 del INEGI, en México hay 2.4 millones de personas que no oyen. Asimismo, los datos oficiales indican que el principal tipo de discapacidad reportado fue la motriz, la cual abarcó 2.6 millones de personas, por lo cual se puede deducir que la proporción de la población que no puede moverse o comunicarse de manera convencional es muy importante.

“Cuando puedes hacer con tu cuerpo lo que quieres, decides tu destino. Cuando no controlas tu cuerpo, otros deciden tu destino; pero cuando tienes el poder de comunicarte eso cambia. Vale la pena buscar un destino aunque uno tenga que aprender a depender de alguien. Quiero ser libre y o puedo, pero me adapto o curso un infierno”, ésta es la experiencia que al principio de su obra describe Mary Tere y que sin duda es la misma que atraviesan quienes tienen una discapacidad.

El desafío de las personas especiales es mayor, pero no por ello sus derechos a desarrollarse y ser felices es menor.

La comunicación es una actividad de dos vías, y en ocasiones, para lograrlo es importante hacer un gran esfuerzo, pero con un poco de esfuerzo es posible lograrlo.

Para ser parte de una sociedad más inclusiva requerimos utilizar puentes que nos permitan ponernos en contacto, una importante herramienta para entender un mundo que a veces es oculto para la mayoría porque no lo entendemos es el libro de Mary Tere, introducirse a su mundo es posible gracias a esta pequeña gran vocera quien quiere Hablar por los que no hablan.

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.