Las deportaciones no empezaron con Trump sino con Obama

A pesar de que Donald Trump desde su llegada a la presidencia de Estados Unidos ha dicho que realizará deportaciones masivas, éstas no empezaron a realizarse el 20 de enero de 2017, en el caso de México se intensificaron durante la administración de Barack Obama, quien deportó a 3 millones y medio de mexicanos durante los ocho años de su gobierno, afirmó el senador Juan Carlos Romero Hicks.


México; Juan Carlos Romeros Hicks


El presidente de la Comisión de Educación en el Senado de la República, indicó que actualmente dos de cada tres michoacanos y guanajuatenses tiene un pariente en Estados Unidos, añadió que México tiene una “diáspora” en el vecino país de 35 millones, de los cuales 11 millones de personas nacieron en territorio nacional y se fueron a vivir al vecino país, este flujo de mexicanos que se establecieron comenzó a robustecerse en el decenio del 30 y recordó que se creó el programa “bracero” cuyo fin era llevar trabajadores de manera legal a Estados Unidos.

Al dictar la conferencia “Educación y Migración. Escenarios en la relación México Estados Unidos”, organizado por la Comisión Mexicana de Derechos Humanos (CMDH), Romero Hicks aseguró que “hay más hispanoparlantes en Estados Unidos que en España”. También mencionó el arduo trabajo que llevan a cabo las cortes migratorias, ya que tienen más 410 mil casos. Otro dato que destacó es que existen más centroamericanos en México, que mexicanos yendo a la Unión Americana.

Se refirió también al caso de los llamados “dreamers”, muchos de ellos llegaron siendo niños, por medio de un programa creado por Obama se le extiende algo como un “amparo” que los protege de la deportación. Trump ha mencionado que los va a proteger, aunque existen algunos casos aislados en los que han visto comprometida su condición, son un millón 400 mil personas, que subrayó el Senador, tiene cada uno, una historia personal.

Mencionó que hay sitios en Guanajuato donde sólo se ven niños, mujeres y ancianos porque todos los hombres en edad laboral han migrado, no obstante el flujo hacia Estados Unidos era mayor antes de los atentados de 2001; indicó que en algunas ocasiones, la razón de migrar es buscar más una “red sociocultural” que mejores oportunidades o la falta de empleo.

Recordó el caso de Guadalupe Rayos, que tras 22 años en el vecino país, tras una revisión en menos de 4 horas definieron su deportación, su falta fue inventar el numero de seguridad social, lo que la llevó a tener que presentarse a esas revisiones y por ende a la deportación, no obstante su estancia allá fue pacífica, productiva y tiene dos hijos estadounidenses. Subrayó que para muchos mexicanos regresar “supone un reto mayúsculo”, algunos, los más jóvenes no tienen la suficiente relación con el país, hablan poco español, etcétera, lo que ocasiona bullying a los menores, entre otras dificultades.

No obstante lo álgido de la situación de la migración internacional, señaló que también hay una gran migración nacional como por ejemplo en Baja California donde muchos de sus habitantes no son originarios del estado. Señaló que la migración interna no está suficientemente reconocida e indicó que el sistema educativo nacional no tiene a veces la suficiente capacidad de atención a los migrantes.

Romero Hicks, manifestó que entre los migrantes llegan a existir problemas de identidad legal, por eso a los niños de primaria se les acepta en la escuela aún sin documentos, “en preparatoria es casi automático”, pero hay que seguir trabajando, ya que hay casi 250 planes de estudio en bachillerato a nivel nacional y la revalidación no es sencilla y subrayó que no esta suficientemente valorado el problema socio emocional, por ejemplo en los estados de retorno.

Indicó ya hay una legislación propuesta por el Presidente Peña, para el acceso de los migrantes en general a la educación, los senadores añadieron a la propuesta 4 factores, la parte de movilidad y tránsito, calificación con créditos internacionales, el tema de las plataformas tecnológicas y trabajar en sistema con las secretarías de educación locales y el Senador agregó que estas situaciones deben integrarse al modelo educativo.

El Senador ofreció su conferencia en el marco de la Asamblea General Ordinaria de la Comisión Mexicana de Derechos Humanos (CMDH), Romero Hicks concluyó se exposición subrayando que todos venimos de familias de migrantes, que si somos 120 millones de mexicanos tenemos otros 35 millones más de la Nación mexicana que no termina en la frontera.

Como parte del evento también participó el Mtro. José María Aramburu Alonso, Director de la Facultad de Derecho de la Universidad La Salle, quien afirmó que el aumento de la violencia en Centroamérica, ha llevado a que la cifra de solicitudes de asilo en México pasara de 21 mil a 110 mil de 2012 a 2016, y reconoció el problema de los niños deportados no acompañados que son varios miles.

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.