Jóvenes de todo México renuevan su fidelidad y confianza en Cristo Rey

El Movimiento Testimonio y Esperanza renovó su presidencia en la persona de Melva Landa quien sucede a Fátima González en el cargo.


Cerro del Cubilete


La juventud mexicana ha completado con la XXXVI peregrinación anual a Cristo Rey un ciclo intenso de crecimiento en la fe que incluyó la reciente Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Panamá y la culminación del Camino de la Fidelidad que llevó la reliquia de san José Sánchez del Río, mártir mexicano, hasta la citada JMJ.

La tradicional peregrinación al monumento a Cristo Rey que normalmente se realiza en enero se trasladó al mes de febrero para no empalmarse con las fechas de la JMJ, y así permitir que quienes participaran en la cita de Panamá pudiera seguir participando en la peregrinación y así pudieran aumentar su experiencia de fe y compartirla con aquellos que pudieron asistir.

De esta forma cientos de camiones provenientes de todas partes de la República comenzaron a llegar al Cerro del Cubilete, en Silao, Guanajuato, que alberga el Monumento a Cristo Rey para la realización de la peregrinación este sábado 23 de febrero.

Un festival juvenil, en el Valle Juan Pablo II ubicado en las faldas del cerro dio inicio a partir de las cero horas del sábado dando la bienvenida a todos los peregrinos que poco a poco iban llenando el valle. Los organizadores tuvieron el reto de implementar adecuadamente una nueva ruta de acceso para los transportes que les amplía el espacio de espera, pero requería mayor cuidado en los peregrinos

El festival culminó a las 7 de la mañana para dar paso a la Hora Santa; uno de los momentos más importantes dentro del evento en conjunto de la peregrinación. Al final de la adoración eucarística se anunció el relevo en la dirigencia del Movimiento Testimonio y Esperanza (Tye), en vista de que terminó el trienio de Fátima González, dando inicio al de Melva Landa, otrora dirigente del movimiento en Veracruz.

El inicio de la peregrinación se dio alrededor de las 8 de la mañana y los cerca de 30 000 jóvenes comenzaron su camino en dirección a los pies de Cristo Rey. Contingentes gritando porras, cantando y, en general, manifestando su alegría llenaron de vida y espontaneidad los caminos del Cerro del Cubilete. Grupos de estados como Querétaro, Veracruz, Durango, Ciudad de México, Jalisco o Nuevo León llamaron la atención.

La santa misa presidida por el arzobispo de León, monseñor Alfonso Cortés, comenzó a las 11:30 de la mañana y en la procesión inicial ingresó en primer término la reliquia de San José Sánchez del Río, con lo que concluyó con misión cumplida el “Camino de la Fidelidad”, en el que integrantes de Tye la llevaron desde la tierra natal del mártir, Sahuayo, Michoacán por diversas ciudades de México a la JMJ de Panamá y para terminar su recorrido en el Cerro del Cubilete.

En su homilía, monseñor Cortés llamó a los jóvenes a renovar todo lo relacionado con la vida, la familia y la bioética, pero también el ámbito político que es la búsqueda del bien común en todos los ambientes no sólo en el de los partidos políticos, aunque recordó que también tienen derecho a participar en ellos. Y finalmente les invitó a mejorar lo relativo al progreso, al desarrollo social en el que también incluyó el mundo de la tecnología.

Al terminó de la Eucaristía los miles de jóvenes se dispusieron volver a sus localidades de origen para brindar su testimonio y esperanza en un camino de fidelidad.

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.