‘Democratizar a la familia’ es un concepto sin sentido

“La ex ministra debe aclararnos qué es lo que quiere decir, porque definitivamente yo no sé cuándo van a haber elecciones para saber quiénes son nuestros papás o votaciones para elegir quiénes van a ser nuestros hijos. Las relaciones familiares no funcionan como las relaciones entre ciudadanos” opinó Marcial Padilla, director de ConParticipación.



Leonardo García Camarena, presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia; Rodrigo Iván Cortés, presidente del Frente Nacional por la Familia; y Marcial Padilla, director de ConParticipación nos dan su opinión sobre la intención de Olga Sánchez Cordero de ‘democratizar a la familia’.

Leonardo García Camarena
Unión Nacional de Padres de Familia

Los conceptos que ha expresado la futura secretaria de Gobernación con relación a la familia y otros temas de interés nacional como la legalización de las drogas y la despenalización del aborto, expresan su propio punto de vista. Lo que no queremos es que esos puntos de vista de una persona con poder se conviertan en política pública que afecte a toda la sociedad.

Si habla de democratizar a su familia, está bien, pero si habla de democratizar a las familias de los demás se le olvida que la responsabilidad de educar y de elegir cómo hacerlo corresponde a los padres de familia, como se desprende de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Rodrigo Iván Cortés
Frente Nacional por la Familia

Nos parece que es más una ideología particular de Olga Sánchez Cordero con la que quiere revestir una agenda que también promueve ella personalmente y donde está metiendo temas como ideología de género y aborto.

Es clara la contraposición con lo que ha dicho Andrés Manuel López Obrador en su agenda de 12 puntos para la cuarta transformación y la austeridad republicana, que no incluye lo que Sánchez Cordero está planteando, que se parece más al proyecto antinatalista y generista de la Ciudad de México que promovieron Miguel Ángel Mancera y algunos otros promovieron.

Nosotros definitivamente no estamos de acuerdo ni con la narrativa, ni con el discurso ni con la sustancia de lo que promueve Olga Sánchez Cordero.

Están tratando de meter esa agenda dentro de algo que no es lo que votó la gente. La gente votó por un candidato con una narrativa y una propuesta muy clara: combate a la corrupción y la impunidad.

Marcial Padilla
ConParticipación

La ex ministra debe aclararnos qué es lo que quiere decir, porque definitivamente yo no sé cuándo van a haber elecciones para saber quiénes son nuestros papás o votaciones para elegir quiénes van a ser nuestros hijos. Las relaciones familiares no funcionan como las relaciones entre ciudadanos.

Finalmente, los ciudadanos no tenemos nada que ver unos con otros, es más, las leyes nos protegen a unos de otros y las relaciones familiares no son así.

Si lo que ella quiere decir es que debe mejorar la comunicación y favorecer mejores mecanismos de interacción familiar, en eso estamos de acuerdo.

En cambio, si lo que Olga Sánchez Cordero quiere decir es que se tienen que desvincular las relaciones familiares y convertirlas en relaciones de poder y protección en donde cada miembro de una familia se convierte en un sujeto protegido por el Estado, poseído por el Estado, propiedad del Estado, no tiene sentido.

No solamente me opongo a eso, es como creer que la tierra es plana porque ella lo dice. Las relaciones familiares son de una calidad totalmente distinta, son relaciones filiales, totalmente distintas a las relaciones patrimoniales o gubernamentales. Insisto, no tiene sentido.


@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.