Octavio Paz y su encuentro divino



Octavio Paz uno de los poetas más importantes de nuestro país y Premio Nobel de Literatura en 1990, nació en los tiempos de la Revolución Mexicana en la colonia Mixcoac, en la Ciudad de México. Su gusto por la literatura le llevó a estudiar en las facultades de Leyes y Filosofía y Letras en la UNAM.

Pese a crecer con instrucción católica nunca la practicó sino hasta que decepcionado del comunismo y el surrealismo de André Breton, luego del pacto firmado entre Hitler y Stalin, entonces líder de la Unión Soviética, llevó a Paz a darse cuenta de que el socialismo impuesto por el líder de la Unión Soviética no buscaba llevar al hombre a la justicia social por lo que a partir de ese momento se declaró un hombre "en busca de la verdad".

Y es que gracias a su trayectoria, la fundación Guggenheim le becó y tiempo después prestó servicio en el Servicio Exterior mexicano. En India, donde era embajador, buscando a Dios en la religión budista lo terminó encontrando en una iglesia católica, como lo reseña el autor de ¿Qué sabes sobre Octavio Paz?, el licenciado en Lengua y Literaturas Hispánicas y presidente del comité editorial de yoinfluyo.com, Raúl Espinoza Aguilera.

Por esos tiempos, Octavio Paz decide dar punto final al su carrera diplomática en 1968 como protesta a la política utilizada por el gobierno contra el movimiento estudiantil lo que le permitió adentrarse en temas profundos como la reflexión sobre el destino del hombre.

Para muestra los versos de este poema; "Soy hombre, duro poco, las estrellas me miran, sin entender comprendo, también soy escritura y alguien me deletrea".

La imagen y relego cambiarían cuando en 1990 le fuera entregado el Premio Nobel gracias a "su gran inteligencia pues sin duda alguna era un hombre políglota, revolucionario, experimentalista y vanguardista".

Espinoza Aguilera expresa que el poeta mexicano fue también un hombre valiente que decía lo que nadie se atrevía a pronunciar pues "además de ser un gran literato resulta que es un gran pensador, por ejemplo, él tuvo la valentía de decir, cuando estaba el gobierno del PRI en su apogeo que el PRI era una dictadura perfecta".

Por ello se ganó el adjetivo de escritor reaccionario como lo señalara el prestigioso diario El Pais aludiendo la ocasión en la que el poeta calificara a través de una canal de televisión que el régimen de Fidel Castro era "tan perverso e inhumano como la dictadura de Pinochet", lo que le trajo el odio de la izquierda mexicana.

El laberinto de la Soledad es quizá su obra más reconocida que habla de los mexicanos a lo largo de nueve ensayos en los que analiza sus influencias externas, lenguaje, costumbres, tradiciones, complejos y vida política.

En sus obras se refleja el deseo que todo hombre tiene de aspirar a lo eterno. "Si el hombre es un río que fluye, la síntesis es el mar de lo eterno, si el hombre es llamarada, la síntesis es el fuego eterno que es Dios. Me admira, decía Octavio Paz la belleza que hay en las obras de arte, pues debe de haber algo que sea lo bello en mismo y ese bello en mismo es Dios".

Luna Silvestre, Libertad bajo palabra, La rama, La centena y Salamandra son algunos de los poemas más emblemáticos de este premio nobel de Literatura. Si quieres conocer más de la vida de este poeta extraordinario te invitamos a que leas "Qué sabes sobre Octavio Paz" del experto Raúl Espinoza Aguilera.

@danicilla
@yoinfluyo


( 8 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking