Tu hijo y su mejor amigo imaginario



En 1989, luego de que algunos grupos en México empezaran a proponer la legalización del aborto, nació el Centro de Ayuda para la Mujer (CAM), institución pro vida que ayuda a las mujeres "con embarazos inesperados para darles alternativas de apoyo para que ellas libremente decidan continuar con éste", como señaló Perla Barragán, directora de la institución.

La institución ayuda a mujeres de entre 12 a 45 años como el caso de Adriana, quien  pese a que por un momento pensó en abortar, CAM le ayudó a cambiar de decisión. Y es que del 100 por ciento de mujeres que llegan pidiendo orientación y ayuda, el 70 por ciento desiste de abortar.

Adriana es una mujer madura con un hijo de 15 años. La noticia de su embarazo la tomó por sorpresa y desagrado puesto que la situación con su pareja no es la mejor en estos momentos, por lo que enfrenta este cambio sola. Por su mente pasaron cientos de ideas, una de ellas fue abortar.

"Fui a un centro de salud, yo ya había tomado la decisión, de abortar, y ahí me dijeron que había unos módulos afuera, fui al módulo, me dieron la dirección y vine para acá. Cuando llegué, me mostraron unos videos, una plática que tuve y cambiaron completamente mi entorno de lo que yo pensaba hacer". 

Y es que CAM orienta a las mujeres y les muestra las consecuencias física y emocionales de un aborto; "pasamos una información en video donde la chica va a encontrar esta información y va a encontrar testimonios tanto de mujeres que han decidido continuar con su embarazo como aquellas que han abortado y las consecuencias", indicó Barragán.

También se les somete a un ultrasonido para que puedan sentir a su bebé y tomen conciencia de que es un ser humano que siente y que además, es su hijo.

Las razones para abortar pueden ser poderosas, quizá porque las mujeres no cuenten con el apoyo de sus padres, parejas o porque no tengan los medios para hacerse cargo de ellos, sin embargo, CAM les proporciona las alternativas que necesitan como transferirlas a un albergue para que continúen con su embarazo o emplearlas en sus talleres de tejido y bisutería para que puedan cubrir sus gastos.

Carmen, otra de las mujeres que ha decido tener a su bebé tras recibir ayuda de CAM, asimila la idea de ser madre soltera. Su familia, que vive en otro estado, la ha apoyado en este proceso. "Ser madre soltera a veces si es difícil, no digo que no, pero no soy ni la última mujer ni tampoco creo que no se pueda salir adelante con un bebé, tu bebé es parte de ti, es algo que te va a dar fuerzas conforme vayas avanzando en esta etapa y es algo que pasa por algo pero siempre sales adelante".

Caso particular es el de "María", se cambió el nombre, pues con 24 años enfrenta su tercer embarazo. Tiene un pequeño de cuatro años, producto del primer embarazo, sin embargo el segundo decidió interrumpirlo acudiendo a una clínica de salud. Hoy, asegura que su tercer embarazo "me cayó como una sorpresa desagradable porque no quería, no  tenía el apoyo y como ya tengo un bebé, entonces pues no quería estar sola con dos bebés".

Por su mente pasó como primera opción el aborto, por lo que fue a una clínica y se sometió a la interrupción por medio de pastillas, sin embargo el procedimiento no funcionó, según "María", "me dijeron, pero no ellos, que el medicamento funcionaba solamente una vez y como yo ya había tenido un aborto con medicamento pues entonces supongo que por eso no funcionó, el segundo paso era ya hacerlo manualmente y acudí a un centro de salud donde practicaban el aborto manual y me dio mucho miedo porque se ve muy feo, aparte de los riesgos me dio miedo que algo me pasara".

Así, luego de enfrentar este problema, "María" llegó a CAM, en donde se le apoya con terapias psicológicas para que pueda superar el trauma que le dejó abortar y pueda estar preparada para hacerse cargo del bebé que espera. Cuando le pregunto qué le motivó a tenerlo, su respuesta es contundente; "la esperanza de que pudiera venir bien a pesar del medicamento ingerido y por la ausencia del bebé que no tuve la vez pasada".

Y es que la huella del aborto ha sido difícil de borrar;  "es algo que en su momento no lo piensas, de momento no sientes nada pero después es muy trágico, no sé si es esa la palabra correcta porque cuando tú ves ropa de bebé y esas cosas te acuerdas de lo que hiciste y de que pudiste tener a un bebé".

Sin embargo la vida sigue para "María", Carmen, Adriana y cientos de mujeres embarazadas que deciden tener a su bebé y enfrentarla  de la mejor manera que puedan hacerlo, pues como explica Adriana, que hace apenas dos meses se convirtió en madre por segunda vez; "muchas veces le pedí perdón a Dios por lo que pensaba hacer, por abortar, pero a lo mejor por la desesperación de la situación en la que te digo que me encuentro fue la salida fácil que quise tomar pero cuando empecé a sentirlo y lo tuve en mis brazos por primera vez, me arrepentí y ahora sé que Dios no me dejará sola".

Para mayor información comunícate al 5260 1719 o al 5260 8763 o bien acude a sus instalaciones en Bahía de la Magdalena 161 Col. Verónica Anzures, CP. 11300.

@danicilla
@yoinfluyo


( 2 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking