La corrupción envuelve a muchos gobiernos

alt alt

En los meses que transcurren desde enero de este año, ha sido notable la cascada de denuncias o "descubrimiento" de los altísimos niveles de corrupción de muchos gobiernos del mundo, incluso de algunos que son presentados como "el modelo" a seguir por su éxito en la lucha por lograr, según se dice, una disminución de la pobreza.

El ejemplo más llamativo por las consecuencias que afectan a muchos países, es el de Grecia. Durante años, los llamados "fondos de cohesión" que la Unión Europea entregaba como subsidios para poner en nivel competitivo a los países de nuevo ingreso a dicha comunidad de naciones, fueron "gastados" en rubros distintos a los de su intención original.

alt

Además los gastos del gobierno superaban sistemática y crecientemente sus ingresos, por lo que incurrió en déficit crónico llegando a ser "impagable". El gasto en burocracia, en el mantenimiento de instituciones y plazas inexistentes en las que cobraban los ciudadanos, en México se llaman aviadores: aterrizan, cobran y se van, así como la duplicación de presupuestos aparentemente aplicados, como el caso de la Olimpiada, "ejercido dos veces", han culminado con la fantástica cifra actualizada de 500 mil millones de dólares, que resulta impagable por más nuevas líneas de crédito que se abran. Los socios de la unión monetaria del "euro", la están pagando y ya no les alcanza.

Otro ejemplo más cercano geográficamente es el de Brasil. En unos cuantos meses de ejercicio gubernamental de la presidenta, Dilma Rousseff, ha tenido que destituir a cuatro ministros y una secuela de funcionarios, por corrupción, malversación de fondos, sobornos y sustracción de recursos. Esto es solamente la herencia de lo que ocurrió por sistema en el gobierno de Lula Da Silva, quien ha sido convertido en el "modelo" a seguir, por sus "éxitos" en la disminución de la pobreza del país amazónico.

Aún estamos en espera de la actuación del Tribunal Supremo de Brasil, para aplicar la sentencia a los cuarenta acusados del gobierno lulista. Este mal que corroe a los políticos brasileños, se remonta a los tiempos del presidente Collor de Mello, pero ahora como se puede apreciar, ha llegado a niveles monumentales. Los ciudadanos molestos han expresado sus protestas con la "siembra" de escobas en las calles y plazas públicas, como símbolo de la limpieza que es necesario realizar.

El caso de Venezuela, no es menor, aunque ahí el enfermo presidente Hugo Chávez, responde diciendo que son "calumnias de los opositores, pagados por el imperialismo yanqui".

En Argentina, están muy presentes los hechos inexplicables del impresionante aumento de la fortuna familiar de la presidenta, viuda de Néstor Kirchner, así como la evidencia de la llegada de maletas de dólares en vuelos privados procedentes de Venezuela, para sufragar gastos de su campaña electoral.

Los más recientes casos son: la venta y distribución de medicinas caducadas por parte de una de las centrales sindicales y las malversaciones de la fundación de las "Madres de la Plaza de Mayo", cuyo administrador, Sergio Shockender derrochó parte considerable de los fondos del programa "Sueños Compartidos", proporcionados por el gobierno, en lujos personales.

Los antecedentes de este personaje, que junto con su hermano, asesinaron a sus padres, purgaron cárcel y luego fueron acogidos y cuasi adoptados por la Sra. Hebe de Bonafini, tienen enfurecidos a millones de argentinos.

En Ecuador, la corrupción se manifiesta con la denuncia de prensa por los "aprovechamientos" de Fabricio Correa, hermano del presidente Rafael Correa, afirmando ante el juez, que su hermano conocía dichos actos de corrupción, lo que provocó, como reacción, una nueva ley de prensa, que termina con la libertad de expresión y castiga con multa, por calumnias, al periódico "El Universo", en tal cuantía, que ni vendiendo el periódico se podrá pagar.

En Perú, otro ejemplo de la corrupción, se manifestó cuando Alexis Humala, hermano del entonces presidente electo, fue a Rusia a "negociar contratos de gas y convenios pesqueros", aún antes de que tomara posesión Ollanta Humalla.

De las malversaciones de los fondos para la reconstrucción de Haití, ni que decir. Así como de los "aprovechamientos" que hace Daniel Ortega de los "regalos de millones de dólares" que le hace Hugo Chávez, sobre lo que se dijo todo y allí no pasa nada.

El caso de México, es de suma conocido. El "viejo sistema político" se fundó en la corrupción. Sólo con mencionar lo más reciente que ha sido registrado públicamente por los fraudes de Humberto Moreira, presidente del PRI, con los inexplicables destinos de los créditos bancarios para el estado de Coahuila, por una cuantía exorbitante, se tiene la referencia.

Además de los sobornos de los Casinos de Monterrey, pagados a Larrazabal, hermano del presidente municipal del PAN. Se trata de evidencias y señales ominosas de los niveles de corrupción que hay en muchos gobiernos de diferentes países. Aparte de la corrupción moral, está la corrupción intelectual, que generalmente acompaña los citados casos.

La falta de principios éticos y su vigencia jurídica, son fenómenos que ocurren por derivación de un primer crimen del que parte la perdida de conciencia del bien y el mal. Legalizar como "derecho humano" el asesinato de un indefenso inocente no nacido, da pie para realizar cualquier cosa.

No sólo matar impunemente, sino fornicar, hurtar, mentir y todos los derivados de ello. Pero, violar impunemente la ley de Dios, inscrita en la naturaleza, siempre trae consecuencias. ¡Las veremos!

10OCT11 RS403

Twitter: @yoinfluyo

alt
cepos@terra.com.mx

( 5 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking