De Hendrix a Winehouse, la "maldición" de los 27

alt alt

-¿Ya supo usted quién se murió, don Sebas? -No, señorita Isis, ¿quién?, acotó el peluquero analista. -Ni más ni menos que una "de las grandes del rock"... -¿A poco: Julissa, Angélica María, Mayté Gaos, Leda Moreno o doña Trevi? -¡No don Sebas! Anda usted ¡perdido en la prehistoria!

-Ni tanto, ni tanto. Me hizo usté recordar aquello de "quiero ser, la consentida de mi profesor", que cantaba Julissa; o la de "Paso a pasito", con mi adorada Angélica María -que, por cierto, sin que ella lo supiera era mi novia, hasta que se le ocurrió casarse con Raúl Vale-; me acordé también de "Tomás, qué feo estás", uno de los temas clásicos del periodo jurásico.

alt

-¡Uuuuuuy, no don Sebas! Esas cosas ya sólo se encuentran en el museo de antropología del Egipto antiguo, dijo doña Isis tratando inútilmente de contener la carcajada. Como anda usted bastante atrasadito, voy a ilustrar su conocimiento. Amy Winehouse -que en español sería, algo así como "Amelia Vinatería" se acaba de morir por sobredosis de droga, justamente a los 27 años de edad, igualito que Jimi Hendrix, Jim Morrison o Janis Joplin. Y eso convierte el número "27" en un número de cuidado para todos los cantantes de rock.

-Mire usté. Yo no soy muy afecto a ese tipo de música; pero allá en el arcón de mis recuerdos, recuerdo perfectamente a los Doors con Jim Morrison de vocalista; me acuerdo perfecto de los gritos aguardientosos de Janis Joplin, y los extraordinarios solos de guitarra de Jimi Hendrix. Y por favor, no me la quiera usté hacer de pitonisa, porque entonces, tendríamos que decir que todos los cantantes cuyos nombres contengan la letra "J", tendrán un destino fatalmente extraño, raro o "difíiiiiicil de creer". Figúrese: Jimi, Jim, Janis, Javier Solís, Julio Jaramillo, las Jilguerillas, Jenni Rivera...

-O, don Jerbert Von Karajan, agregó doña Ísis. -¿Se la contesto, o ahí la dejamos, doña Isis? Pero, la verdad, ¿sabe usté qué es lo que más me preocupa de este asunto? -No don Sebas.

-Lo que ahora se plantea y se propone como un modelo para los jóvenes de nuestro tiempo, o sea, para los chavos de hoy. No para los de su edad, señorita Isis, cuando la música "heavy" y más reventada, eran los valses de Juventino Rosas, de Manuel M. Ponce o estaba de moda -con gran escándalo para los mayores, la canción "Perdida" cantada por Los Panchos.

-¡Cómo será usted! -Es broma señorita Isis. Lo que me parece preocupante, por decir lo menos, es el prototipo, el modelito de conductas que el marketing le propone a los jóvenes, como ejemplos de vida plena, de felicidad, de éxito económico.

Verá usté: esa cantante Winehouse destacó por una voz bonita, pero también por los constantes problemas legales y por sus continuos escándalos provocados por sus adicciones. ¿Vio usté el video de uno de sus conciertos que pasaron en la tele? La tipa no podía ni mantenerse en pie, de lo ahogada de borracha que iba. Así se presentó en el escenario. Los músicos ya no sabían qué hacer. Le habían dado como 20 vueltas al "intro" de la canción...

-¡No me diga! Acotó doña Ísis.

-Sí, doña Ísis; pero no es sólo eso. Revise por favor lo que pasa en México también: en la cumbre y al lado de las "estrellas del momento", está una señora que fue acusada de secuestro, trata de personas, prostitución, corrupción de menores... y nos vendieron su boda, con la fulanita vestida de blanco, con ojos de angelito en el altar, y también la invitan al bodrio ese de los enanos gigantes. Obviamente, todas las calcetinudas la ven como modelito de éxito y felicidad, porque -además- sus temas ocupan los primeros lugares en el "ranking" internacional.

-Y yo que creí que solamente los narcos...

-¡Ese es otro asunto! Algunos grupos musicales, presentan los nombres, vidas y operaciones de narcotraficantes y delincuentes, como modelo de éxito en la vida, con autos de lujo, atiborrados de accesorios de oro, casas lujosas, viajes y viejas, cuentas de banco en dólares. Y como es de esperarse, muchos jovencitos quieren ser como ellos, porque ese es el modelo que les propone la mercadotecnia.

Y luego, nos la quieren vender como la gran estrella y la gran hija de familia, porque un par de días antes de que Winehouse se muriera, le dijo a su mamá que "la amaba" y la señora declaró que esas palabras "las guardaría como un tesoro".

-Ya me imagino don Sebas. Hasta sus discos habrán "volado" como reliquias, igualito que como sucedió con Michael Jackson, ¿no fue así?

-¡Exactamente! Esa es la otra cara del problema. Ese tipo de acontecimientos, acaban por generar jugosos dividendos y utilidades impresionantes para quienes manejan el morbo juvenil desde estos conceptos. Bueno, hasta se puede adquirir ya, la antología pirata de Amy..."en el tianguis más cercano a su domicilio", finalizó don Sebas.

Twitter: @yoinfluyo

 
alt
mondragonrene@hotmail.com

( 8 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking