Un "apoyo" que busca muertes

alt alt

La iniciativa de ley para comprar, vender, importar y exportar embriones humanos propuesta por legisladores del PRI, PRD y Partido Verde es un atentado directo contra el ser humano, es contraria a la dignidad, por lo cual mostramos nuestra inconformidad.

La iniciativa con proyecto de decreto por el que se adicionarían y reformarían diversos artículos a la Ley General de Salud maneja un discurso atractivo: apoyar a las parejas y matrimonios que enfrentan dificultades para procrear, sin embargo, no es así, pues tiene graves implicaciones bioéticas que son un atentado directo contra el ser humano.

alt

Para empezar, la norma pretende eliminar el término embrión para cambiarlo por "óvulo fertilizado"; con ello estaría reduciendo el concepto para que así sea más fácil hacer y deshacer con el ser humano incapaz de defenderse, muy "conveniente" acepción.

Y es que esto permitiría crear, clonar, destruir, congelar, donar, vender, importar, exportar embriones así como "investigarlos" hasta los 14 días de desarrollo, seleccionarlos (como si fueran zapatos) según el diagnóstico preimplantacional, además practicar el aborto provocado en los embriones en gestación (Embriones para llevar: legisladores nuevos traficantes).

Según la División de Bioética del Centro de Investigación Social Avanzada, se calcula que en nuestro país hay alrededor de 150 mil embriones congelados, que al no haber sido implantados en su momento se desconoce su futuro, por lo que de continuar esta tendencia en los próximos ocho años, habrá un millón de estos embriones. ¿Se imagina lo que sucedería si se aprueba este proyecto de ley?  

En la elaboración del dictamen supuestamente participaron "especialistas" en reproducción humana asistida, investigadores y abogados, claramente con cero respeto a los embriones.

Cabe señalar también que a raíz de esta iniciativa salieron a la luz los nexos entre Fernando Gaviño, directivo del Instituto Nacional de Perinatología con Ricardo Héctor Asch, quien tiene denuncias en Estados Unidos por tráfico de óvulos, entre otros cargos, lo que también puso en evidencia la mala selección del personal público y la falta de seguridad jurídica.

Además de esta iniciativa existe la de Subrogación gestacional (en el DF ya está aprobada) o lo que es lo mismo, renta de vientres, ésta contempla que sea la Secretaría de Salud quien lleve a cabo el control de los proceso y nacimientos, así como las prohibiciones y requisitos para la mujer gestante y obligaciones para médicos tratantes.

Las reformas fueron turnadas a la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, hasta el momento el Partido Acción Nacional se ha opuesto a ellas por considerar que abren las puertas a la legalización de un mercado negro de tráfico de óvulos y de paso de placentas.

Twitter: @yoinfluyo

 
alt
comentarios@yoinfluyo.com

( 6 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking