Cuando los políticos van a misa...

alt alt

La fe siempre es motivo de polémica más aun cuando ésta se hace pública por parte de cualquier político, legislador o gobernante, sobre todo en países donde existe la división Iglesia-Estado, una separación muy prudente y que no debería ser motivo de crítica que las personas profesen su religión independientemente del cargo que ostenten.

Este miércoles hubo varias actividades en la capital del país que llaman la atención; por un lado en la parroquia de santo Tomás Moro —patrono de los políticos y gobernantes— se realizó la tradicional misa en honor a este santo, y por otro, el Magno Concierto de la Orquesta Sinfónica de Minería en homenaje al beato Juan de Palafox y Mendoza, en la Catedral Metropolitana.

alt

Al primero, una misa muy popular en el sexenio de Vicente Fox a la que asistían altos funcionarios, estuvo muy "desairada" por políticos de primer nivel, entre los asistentes figuraron el titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), José Luis Luege, y la secretaria general del PAN, Cecilia Romero. Celebración que para la mayoría de los medios nunca existió puesto que su difusión fue nula.

Al segundo, el que sin duda se llevó los reflectores, tuvo como anfitrión al cardenal Norberto Rivera Carrera y entre los que asistieron estuvo el jefe de gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, del que cabe recordar su distanciamiento con la Iglesia Católica tras la aprobación de matrimonios entre homosexuales, adopciones por parte de estas parejas y las irrupciones en la Catedral de perredistas en plena celebración eucarística.

También estuvieron presentes el secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio, el procurador capitalino Miguel Ángel Mancera, entre otros.

Es de todos conocidas las diferencias entre estos integrantes del PRD y la Iglesia, sin embargo, en tiempos electorales resulta conveniente encontrar las coincidencias, ojalá así sea de aquí en adelante y con todos los militantes de cualquier partido, ya que no es exclusivo del Sol Azteca no sólo la distancia, sino ataques contra todo lo que tenga que ver con cristianos.

Cualquier político y servidor público tiene una gran responsabilidad que debería ser siempre de servicio, lamentablemente muchos caen ante la tentación del poder, del dinero, así como el interés tanto personal como de partido para sacar provecho. Sin duda es necesario integrar de valores a la política, sobre todo llevarlos a la práctica.

A su vez, la política no tiene por qué estar peleada con la religión, aunque tengan misiones diferentes. En la encíclica "Dios es amor", Benedicto XVI subraya que "el orden justo de la sociedad y del Estado es tarea principal de la política".

Los políticos deben dedicarse como vocación a esta actividad social y tampoco debería causarles conflicto asistir a celebraciones de culto públicas, como el tampoco aprovecharse y asistir sólo por la foto.

 
alt
comentarios@yoinfluyo.com

( 12 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking