Somos mayoría: no a la adopción gay

alt alt

La mayoría de los mexicanos no está de acuerdo con que las parejas del mismo sexo puedan adoptar hijos, las cifras son claras y muestran el sentir de los ciudadanos; entre adultos de 30 a 49 años el rechazo es de un 70 por ciento, mientras que ocho de cada 10 mayores de 50 se oponen también.

Lo anterior fue revelado por la Encuesta Nacional sobre Discriminación (Enadis) sobre diversidad sexual realizada en el país en el último trimestre 2010, un buen argumento para los estados que pretenden seguir el mal ejemplo del Distrito Federal, donde aún en contra de la mayoría se permitió la adopción gay.

alt

Es legítimo y válido que cuando un matrimonio no pueda concebir hijos recurra a la adopción, que además es un signo de generosidad y amor hacia el prójimo, como se dice por ahí, "padre no es el que concibe sino el que forma, educa y de una u otra forma acompaña". No es el caso de una pareja con personas del mismo sexo, puesto que no reúnen las características esenciales.

Dichas características se refieren a un lugar estable, que no precisamente se basa en altos recursos económicos; estas parejas son inestables porque no presentan un modelo natural, ¿cómo pueden fomentar el crecimiento psicológico saludable en el pequeño? Por el contrario, generará un gran conflicto.

De hecho, las agencias de adopción certifican la capacidad moral, psicológica y económica de una pareja para que pueda adoptar niños y siempre debe prevalecer el interés supremo por el menor. En el caso de las parejas del mismo sexo no se trata de discriminación sino de sentido común.

Lamentablemente, en la capital del país la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aprobó la constitucionalidad de las adopciones de homosexuales; los lobbies gay han querido trasladar los cambios realizados al Código Civil a otras entidades y trabajan intensamente para lograrlo.

Según Enadis, los más jóvenes, entre 12 y 17 años, son quienes aceptan un poco más que las parejas gay adopten, aunque el porcentaje sigue siendo bajo, con 23.3 por ciento para una pareja formada entre hombres y un 30 por ciento para una de mujeres.

Esto no tiene que ver con homofobia, sino con velar por los niños para que puedan estar en ambientes favorables para su pleno desarrollo humano y moral, por ello deben ser insertados en la familia que funciona, siempre con el ejemplo natural de maternidad y paternidad.

 
alt
comentarios@yoinfluyo.com

( 8 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking