México: un país pirata

alt alt

Hace pocos días se revelaron datos conocidos, pero alarmantes y preocupantes, sobre que la piratería en México genera ganancias por 75 mil millones de pesos al año, es decir, no hay industria en nuestro país que deje más, ni siquiera el petróleo, remesas o turismo.

Según información de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, ni juntando los ingresos petroleros del año pasado —41 mil 682 millones de dólares—, las entradas por concepto de remesas —21 mil 271 millones de dólares— y lo que dejó el turismo —11 mil 872 millones de dólares— suman lo que dejó la venta de mercancía apócrifa.

alt

Lamentablemente, la economía ilícita es la principal generadora de “empleo e ingreso” en México. Lo más grave es que la mayor parte de ese dinero termina en los bolsillos de integrantes de bandas del crimen organizado, sobre todo narcotraficantes.

De acuerdo con la Confederación, el crimen organizado se encarga de fijar los precios de los artículos piratas y los canales de distribución e incluso utilizan logotipos para identificarse. Son toda una industria que ilegalmente gana terreno frente a la economía formal, es decir, frente a quienes honestamente y con esfuerzos están bien establecidos y pagan impuestos.

Más prueba de ello son los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), los cuales revelan que existen más empleadores en la economía informal que los registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (2.3 millones de empleadores y en el Seguro Social están registradas 838 mil empresas).

Para algunos especialistas, el consumo de piratería se debe a lo bajo de los salarios y la falta de una estrategia eficaz en el combate a este delito. “X” o “y” pero la mayoría de las personas al menos en alguna ocasión ha contribuido a que esta industria siga creciendo, un solo disco pirata, una sola película pirata (por decir los artículos más populares de esta industria) contribuyen a que esta suma estratosférica siga creciendo y “sepultando” a la economía formal.

Piénselo mil veces antes de comprar cualquier mercancía apócrifa, adquirir productos a bajo precio le cuesta muy caro al país y por ende a usted, es un fenómeno que nos perjudica a todos. Además, la “calidad” es casi nula y en poco tiempo tendrá que sustituir el producto, bien dice el dicho “lo barato sale caro”.

Y muy caro le está costando a la economía formal en México, que según la Procuraduría General de la República (PGR) en promedio de cada 10 artículos que se venden seis son ilegales, concentrándose el mayor problema en ropa, bebidas adulteradas y medicamentos.

 
alt
comentarios@yoinfluyo.com

( 0 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking