Proselitismo gay, prioridad de EU

La administración Obama aclaró en reiteradas oportunidades que una de sus prioridades es promover la agenda homosexual tanto en Estados Unidos como en el mundo entero. El último golpe de esta campaña es el reciente anuncio de que las solicitudes para el Reporte Consular de Nacimientos en el Extranjero y los pasaportes empelarán las designaciones “padre 1” y “padre 2”,  en vez de “padre” y “madre”.

El Departamento de Estado afirmó: “Se están realizando mejoras para proveer una descripción sexualmente neutra de los padres de un niño en reconocimiento de los diferentes tipos de familias”. Los activistas homosexuales celebraron la modificación.

Tales grupos presionaron durante años para conseguir la neutralización sexual de las solicitudes de pasaportes y de otros documentos oficiales, lanzando peticiones en Internet e influyendo a funcionarios del gobierno.

Jennifer Chrisler, directora ejecutiva del Family Equality Council (FEC - Consejo para la Igualdad Familiar) desempeñó un papel clave en la consecución de la neutralización sexual en la solicitud de pasaportes. Ella celebró el cambio, a la vez que aseguró a sus seguidores de Internet que el FEC seguirá haciendo lobby para que se efectúen modificaciones similares en otros formularios, tanto médicos como de identificación.

La neutralización sexual de estos documentos es una de las metas del Blueprint for Positive Change (Programa para el cambio positivo), agenda integral de derechos para homosexuales que fue presentada a la administración Obama en 2008.

En respuesta a crecientes críticas de agrupaciones pro vida y familia, recientemente la secretaria Clinton modificó el anuncio previamente realizado, de modo tal que la solicitud incluyera “madre o padre 1” y “padre o padre 2”. El secretario de prensa de Clinton informó que ella no estaba al tanto de la supresión de las palabras “madre” y “padre”, y que había decidido incorporar ambos términos en la solicitud, para que fuera lo más “inclusiva e informativa” que se pudiera.

Clinton hizo del avance de los derechos homosexuales una prioridad personal e instigó a Change.org para que la nombrara la secretaria de Estado más “pro-LGBT” de todos los tiempos. En 2009, anunció que las parejas de los diplomáticos homosexuales serían elegibles para beneficios conyugales, medida que fue prontamente asumida por el resto del gobierno de Estados Unidos.

Además, el Departamento de Estado, poco tiempo atrás, simplificó la reglamentación de las tramitaciones de cambio de sexo en las solicitudes de pasaportes para permitir que fuera más sencillo acreditar el cambio de sexo. Ambas modificaciones eran objetivos del Blueprint of Action for Positive Change.

La agenda de derechos homosexuales también se abrió paso en los pasillos de las Naciones Unidas. El pasado verano, Clinton dio instrucciones a los cuerpos diplomáticos para que priorizaran en sus correspondencias el reporte de violaciones de los derechos homosexuales y de asuntos relacionados. Asimismo, Estados Unidos tuvo que forzar un revés cuando se rechazó en un comité de la ONU la solicitud de reconocimiento oficial de una agrupación homosexual.

Es más, la embajadora estadounidense ante la ONU, Susan Rice, recientemente presionó a la organización para que incluyera el lenguaje de la orientación sexual en una resolución de la Asamblea General, resolución de la que Estados Unidos se abstuvo cuando fue sometida a votación. Días antes, la embajadora Rice había prometido en una celebración por el Día de los Derechos Humanos que su país seguiría abogando por la agenda homosexual en la legislación y la política internacional. 

Traducido por Luciana María Palazzo de Castellano

 
comentarios@yoinfluyo.com

( 2 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking