¿Desmotivado? ¡Aquí la solución!

“Había una vez un escritor que ansiaba crear su novela magna. Todos los días se levantaba con ese firme propósito: tomaba el desayuno, se daba un baño, tomaba la computadora y se disponía a escribir. Sin embargo, pasaba horas y horas y no lograba teclear. Transcurrieron un par de meses y no había hecho siquiera un capítulo.

“Un amigo que cierto día lo fue a visitar y que conocía su sueño, le preguntó: ‘¿Cómo va el libro?, ¿ya estás a punto de acabarlo?’. A lo que él, con mucha vergüenza le respondió: ‘la verdad, no he encontrado la inspiración necesaria’. Su amigo, que mucho le apreciaba le respondió: ‘empieza, y la inspiración llegará’”.

Cientos de ocasiones he escuchado acerca de la “falta de motivación” y la manera en que esta frase justifica el bajo rendimiento en muy diversas áreas de nuestras vidas: escolar, laboral, social, entre otras; pero lo que me llama la atención es cómo se ha tomado esto como algo indiscutible.

La falta de motivación se presenta en el mundo actual como un gran mal que requiere la intervención de especialistas que saben las mejores técnicas para recobrar ese “motor” perdido para continuar con lo que se tiene que hacer. Pero ha llegado el punto en que empiezo a creer que dicha creencia se ha extrapolado y que empieza a ser un verdadero dolor de cabeza para profesores, educandos y padres de familia.

¿Qué es la motivación? La motivación es aquello que invita, incita y mueve a una persona a lograr sus metas. Por lo que, cuando uno pregunta, ¿qué te motiva? El deseo de superación suele ser una respuesta común.

La “superación” se ha entendido, en un mundo globalizado y materialista, como la posibilidad de obtener más y mejores bienes, que ayuden a mantener o lograr un estatus. Tener antes que ser. Luego, la emancipación del “querer” se apodera de los seres humanos, es decir, todo aquello que produzca una sensación placentera inmediata se anhela, se quiere, se obtiene, no importando lo que fuere. La motivación, ahora, está depositada en circunstancias efímeras.

Sin embargo, la existencia humana, por sí misma, requiere de momentos que impliquen estrés, cansancio, adrenalina, es por ello que surgen como un gran “descubrimiento” los deportes extremos. Al final de cuentas, hombres y mujeres necesitan de algo que les implique un reto.

Muy importante es tomar en cuenta que la motivación no es un sentimiento, es decir, la motivación no está ligada a la sensación de placer o de bienestar, porque existirán ocasiones en que se requiera de hacer algo que no se sienta bien, o que sea algo fácil, como por ejemplo, levantarse todos los días a las 5:00 de la mañana en un día de invierno para preparar el desayuno, porque se tiene que ir a trabajar.

El hecho, por sí mismo, no es algo que produzca mucho placer inmediato, más bien, es la satisfacción por lo que se va a realizar ese día, ¡por algo que no ha llegado!

La motivación, entonces, tiene que ver con las metas que aún no se han logrado, pero que se desean… a pesar de todo. Como bien dijo Nietzche: “quien tiene un razón para vivir, podrá soportar cualquier cómo”.

¿Qué relación tiene la disciplina con la motivación? Precisamente, la disciplina nos permite crear hábitos en nuestras vidas que al inicio fueron extremadamente difíciles, gracias a ellos éramos conscientes de que a largo plazo podríamos alcanzar metas que nos llenarían de satisfacción. Más que la llamada motivación, lo que necesitamos con urgencia muchos de nosotros es disciplina.

La motivación estará de la mano de ella, dado que habrán ocasiones en que, a pesar de no sentirnos “motivados” – entendiendo a ésta como la sensación y las ganas de querer hacerlo–, podremos llevar a cabo nuestra meta, por ser conscientes de los beneficios que alcanzaremos en un futuro  y largo plazo, no siempre inmediatos.

Más que técnicas de motivación, requerimos disciplina, una disciplina que nos ayude a conseguir, paso a paso, aquello que tanto anhelamos. Nada se logra de la noche a la mañana, pero con constancia y dedicación, muy probablemente alcancemos nuestros anhelos.

edgardoflores.blogspot.com
Twitter: @edgardoflores
paralelismosfilosoficos.wordpress.com

 
edgardo.flores@live.com.mx

( 6 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking