Anobii, el Facebook de los libros

En el contexto de la difusión y proliferación de redes sociales, han nacido otras iniciativas de cariz cultural que, aprovechando la dinámica de la web 2.0, permiten crear vínculos de unión en torno a intereses más particulares como los libros. Es el caso de aNobii (www.anobii.com).

Facebook superó en 2010 los 500 millones de usuarios registrados (de los que al menos una quinta parte usan esa red social desde un teléfono móvil, todos los días).

Aunque es la más conocida, Facebook no es la única social network existente. Orkut,My Space, Bebo, Flickr, Tuenti y otras similares tienen una influencia considerable en diversas áreas geográficas del mundo.

Pero, ¿qué esa Nobii, cuáles son sus particularidades y cómo nació? “La idea me vino después de haber leído un libro sobre la web 2.0 antes de que comenzara a hablar de ella. El libro me impactó mucho y pensé que me gustaría encontrar otras personas en mi ciudad que lo hubieran leído. Habría podido discutir con ellas las ideas presentes en el libro  o haberles pedido sugerencias de otros libros que me podrían gustar.

“Regresé a la librería y me sorprendí cuando me dijeron que ellos sabían cuántas copias habían vendido de aquel libro, pero no a quién lo habían vendido. Es normal que las librerías almacenen libros y no sean “comunidades”. Y si existiera una manera para remediar ese hueco, hubiera sido muy bueno. Así decidí proyectar un prototipo relativo a un “puesto virtual” donde todos habrían podido compartir sus lecturas. Y se convirtió en un lugar donde mostrar el propio “lado cultural” y ver el de los demás”.

Son palabras de Greg Sun, quien siendo estudiante de ciencias políticas fundó aNobii (acrónimo derivado del latín Anobium punctatum) en 2005, en Hong Kong.

Su funcionamiento es el siguiente: tras la inscripción (que implica dejar la dirección de correo electrónico y elegir una clave de acceso), se “carga” la biblioteca personal (la serie de libros leídos, sin leer o que se piensa leer). Al agregar un libro es suficiente poner elInternational Standard Book Number (ISBN) para que quede una ficha. Incluso hay aplicaciones para hacer esto desde iPhone, a través de códigos de barras.

La relación con otras personas comienza cuando se manifiestan las propias impresiones sobre los libros leídos (en aNobii los libros puede ser votados con un máximo de cinco estrellas). Otros pueden ingresar a las bibliotecas ajenas y convertirse en “amigos” según los intereses de lectura, pues el sistema de esta red social se basa en relaciones en torno a libros.

Los comentarios que hace el usuario de aNobii (especie de reseña literaria) pueden ir desde lo más banal, simple o periférico, hasta lo más científicamente elaborado. Y todo eso puede ser también objeto de comentarios. Y como medio para encontrar libros descontinuados, escasos u obras difíciles de hallar por la razón que sea, aNobiies excelente.

¿Qué diferencia aNobii respecto a otras redes sociales, concretamente en el tema de la privacidad? aNobii distingue entre “vecinos” y “amigos”. Las segundas son aquellas personas que efectivamente se conoce y los primeros son cibernautas a los que aún sin conocer y sin estar en relación directa, se les puede seguir porque sus bibliotecas son interesantes.

El sistema funcional de esta red social basada en libros actualiza en los perfiles de los “amigos” lo más reciente que se ha “cargado” en el propio perfil. Y así como en otras redes sociales es posible crear grupos, aNobii permite la creación de grupos de lectura en los que la discusión se convierte en foro.

La fe también está presente en esta red social con grupos nacidos a partir de libros de contenido explícitamente religioso o de comentarios a obras como biografías de santos e incluso los textos de Benedicto XVI y otros líderes religiosos.

aNobi ies una muestra de las posibilidades que la técnica ofrece a la cultura, en este caso particularmente a la literatura. En los últimos años la industria del libro ha explorado y explotado mejor la plataforma digital para potenciar la lectura y la difusión del conocimiento.

Tiendas virtuales como Amazon son todo un escaparate de textos con los más variados títulos. Google Books y su ciclópea meta de digitalización del acervo literario mundial ha encontrado algunas trabas, pero continúa su proyecto allí donde le es permitido. Con la aparición de Kindle, el “libro digital”, y su buena acogida por parte de los consumidores, se abrió una brecha que aún tiene mucho por perfeccionar y andar. Aprovechando en ese otro mundo de las letras, el de la de la prensa digital, se halló estupendo cauce con la aparición del iPad deApple.

De acuerdo a los datos del Foro Internacional de la Publicación Digital (IDPF), durante el primer semestre de 2010 en Estados Unidos se superó la venta de e-book, si se compara con las ventas de todo el 2009. Y comparada con las ventas de 2008 la venta se triplicó.

Es verdad que aNobii no es la única red social de libros (están también, por ejemplo,LibraryThinghttp://librarything.it–,Goodreadswww.goodreads.com–,Shelfariwww.shelfari.com– , GuruliboBookeranwww.bookeran.it–), aunque sí la de mayor impacto con su banco de datos de más de 19 millones de libros.

El reto que permanece es lograr que todos los hombres y mujeres tengan las oportunidades para aprovechar estos recursos que brindan las nuevas tecnologías. Y eso supone poner algunos medios más elementales como el acceso a la educación, a la salud, a la alimentación, al trabajo digno y, en definitiva, el respeto y promoción de los derechos humanos.

 
fpa@arcol.org

( 2 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking