"Loco por ella": el capricho de tener hijos

En "Loco por ella" ("The Switch") Kassie (Jennifer Aniston) es una mujer soltera de 40 años que desea tener un hijo, pero al no haber encontrado al compañero ideal, opta por la inseminación artificial. Siete años después se reúne con Wally (Jason Bateman), su mejor amigo, quien guarda un secreto.

Resulta que en la fiesta en que Kassie anunció su decisión, él, en estado de ebriedad, sustituyó el esperma del donador con el suyo (de ahí el título original en inglés, "El Intercambio") lo que deviene en un sorpresa para ambos.

Basada en el cuento corto “Baster” (refiriéndose a la semejanza entre el nombre en inglés  de la aguja para inyectar un pavo y el instrumental médico para realizar una inseminación artificial) publicado en 1996 por el novelista estadounidense Jeffrey Eugenides (en verdad, ¡ése es su nombre!), la película pretende ser una comedia romántica.

Sin embargo, en vez de ocuparse del romance entre él y ella, se centra en las relaciones de amor filial y el trauma de un niño concebido por semejante método. Él es plenamente consciente de que la “familia no tradicional” no es una familia de verdad al faltar el padre; no importa cuánto ame a su mamá y ella a él, necesita a su papá, al grado de inventarse todo un árbol genealógico y respuestas irónicas para responder acerca de su origen a sus amigos de la escuela.

Wally está muy lejos de ser perfecto, Kassie es incapaz de ver más allá, y ambos son incapaces de comprometerse, porque sufren las consecuencias de una sociedad que los ha llevado a dudar en la posibilidad de encontrar una pareja para toda la vida, con la cual formar una relación sólida y satisfactoria.

Por ello, Kassie toma su decisión pensando que la maternidad es una propuesta de ahora o nunca. Está consciente de que no es la situación ideal, pero quiere ser mamá, y como dispone de los medios materiales para hacerlo, simplemente paga por ello, como si fuera simplemente otro coche, una mascota, o un abrigo.

Pero cuando Kassie y Wally se reencuentran, la presencia del niño los obligará a madurar y darse cuenta de que sí es posible superar los obstáculos y amar a otra persona con sus virtudes y defectos.

Bateman crea una excelente química con el precoz Thomas Robinson, lo que refleja la pericia del director al trabajar con el niño. Aunque Aniston recibe el primer crédito, pronto pasa a segundo plano, pero no es difícil imaginarla a ella, o a su personaje recurrente, en esta situación.

La historia no es original y la premisa que pone a los protagonistas en la situación límite que soporta la trama es muy forzada, pero una vez suspendida la incredulidad del espectador en este aspecto, y después de soportar varias bromas o referencias de carácter sexual en la primera media hora, el resultado es mucho más afortunado que el intento de Jennifer López en “Plan B” (“The Backup Plan”).

También es bastante menos vulgar, haciéndonos reflexionar acerca de las relaciones y sentimientos de un padre, una madre y especialmente de un hijo de siete años que no forman una familia, lo que subraya precisamente la importancia de ésta, y del tiempo que los padres deben dedicar a su hijos, todo con momentos conmovedores y una buena dosis de humor.

Clasificación: B (Estados Unidos PG-13, adolescentes y adultos).
Comentarios sobre la inseminación artificial sin marco ético, varios diálogos con referencias de naturaleza sexual durante los primeros 30 minutos, consumo de droga; algo de lenguaje vulgar, un desnudo masculino dorsal, una escena implícita de autocomplacencia sexual masculina.

Frases Memorables:

“No te preocupes. Les dije a mis amigos que no tengo padre porque mi mamá es lesbiana”.

:) :) :(

 
oscar_islas@hotmail.com

( 0 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking