“El Aprendiz de Brujo”, magia en Nueva York

 

Balthazar Blake (Nicolas Cage) es un antiguo discípulo de Merlín en la actual Nueva York, Estados Unidos,  que ha buscado al sucesor de su maestro a lo largo de los siglos para derrotar definitivamente a las fuerzas del mal, pero cuando parece que lo ha encontrado, un accidente libera de su prisión mística a su máximo enemigo, Maxim Horvath (Alfred Molina).

Ahora, para vencerlo, deberá convencer al torpe e inseguro universitario Dave Stutler (Jay Baruchel) de que madure y acepte su responsabilidad como heredero del gran hechicero, comenzando por completar un difícil curso básico de magia.
 
El guión está basado en el corto homónimo de la película animada de Disney, “Fantasía/Fantasia” (1940), en la que Mickey Mouse interpreta al aprendiz que hechiza unos utensilios de limpieza sin permiso, al compás de la pieza para orquesta homónima, compuesta en 1897 por el francés Paul Dukas (1865-1935), inspirado a su vez en un poema de Goethe.
 
La historia carece de suspenso, pero es divertida y tiene un buen ritmo. Cage es Cage, con su excéntrico carisma  que le funciona muy bien en este personaje, pero Baruchel parece más Goofy/Tribilín que Mickey y por momentos arruina la química entre los protagonistas, lo que permite al polifacético Molina robarse una cinta más.

Una buena edición, con efectos visuales a la altura de la última tecnología, mantiene el interés del espectador, y lo más agradable son los homenajes al corto animado, especialmente la recreación de la secuencia de las escobas, y una par de cómicas referencias a “Star Wars” que harán soltar la carcajada a los seguidores de esa serie.
 
La relación entre hechicero y aprendiz promueve valores importantes en la formación del carácter, como la honestidad, la disciplina, el sacrificio por los demás y la fidelidad, de forma que el aprendiz debe entender que para ser verdaderamente grande, debe ser bueno. Por su parte, Balthazar, aun habiendo sido discípulo del propio Merlín, nunca tiene celos por no ser el elegido, y no cesa en su esfuerzo de transmitir sus conocimientos a su desesperante pupilo.

Quizá lo único que parece un poco fuera de lugar, pero significativo en nuestra época, es la postura racionalista de los realizadores para explicar la magia como el mero aprovechamiento al máximo de nuestro potencial cerebral aplicado en la manipulación de moléculas y la energía a su alrededor. ¿O será una mera referencia a la Fuerza?
 
Así que si la casa Disney y Jerry Bruckheimer, que lograron crear tres (próximamente cuatro) largometrajes de los “Piratas del Caribe”, inspirados en una atracción del parque de diversiones, pueden hacer un gran equipo con el director Jon Turteltaub y Cage para presentar una versión divertida ¬–y menos inverosímil– del “Código Da Vinci” (o más bien del “Símbolo Perdido”, antes de que Dan Brown lo escribiera) en “El Libro de los Secretos/National Treasure 2: The Book of Secrets” (2004), y con una mejor versión del final de la última película de Indiana Jones (antes de que Lucas la imaginara), no es de extrañar que entre todos consigan presentar una entretenida historia a partir de una caricatura de 11 minutos.
 
Clasificación: A (Estados Unidos: PG, los niños deben ser acompañados y orientados por sus padres).

Escenas intensas de acción y violencia fantásticas; consumo de alcohol. Como se espera de una película de Disney, no hay lenguaje vulgar.
 
Frases Memorables:
 
“Eres un mal mentiroso. Eso es bueno”.
 
“La ingenuidad, el amor y la determinación son lo que distingue a los buenos de los malos”.

smileyindecision

 
oscar_islas@hotmail.com

( 1 Voto )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking