Para estudiar bien: un seguro

La educación de los hijos es uno de los temas más importantes dentro de cada familia. Es una preocupación que origina discusiones y da pie a la toma de decisiones importantes; sin embargo, cuando pensamos en ella olvidamos otros aspectos –no menos importantes– como la seguridad de los hijos dentro del plantel.

A menudo dejamos de lado que no son pocos los riesgos a los que se exponen los estudiantes, no sólo dentro de la institución, sino también en el trayecto que realizan de la escuela a la casa, y en las actividades extracurriculares que suele organizar la escuela.

Sin embargo, basta recordar cómo se comportan los pequeños en casa para saber que cuando están en la edad infantil corren un gran riesgo de sufrir accidentes de todo tipo, independientemente del lugar en que se encuentren.

Por eso resulta imprescindible resguardar la salud de los estudiantes, una tarea que corresponde tanto a las instituciones educativas, como a los padres de familia.

A raíz de la violencia registrada en México, se ha implantado el programa Escuela Segura, que tiene como finalidad apoyar a las escuelas para que construyan espacios escolares seguros donde los niños puedan estudiar de manera adecuada.

Los esfuerzos del programa están encaminados a proteger a los alumnos dentro y alrededor de la escuela, además de prevenir que los estudiantes estén expuestos a la violencia, a la delincuencia y a las adicciones.

Para lograr lo anterior, el programa contempla la participación de las mismas instituciones, pero también de los padres de familia, a través de la prevención en casa.

A pesar de que la violencia, las adicciones y la delincuencia son enormes riesgos que enfrenta la juventud y niñez actual, éstos son sólo una parte de la enorme cantidad de factores que amenazan su seguridad. Los accidentes que ocurren dentro del plantel y las emergencias médicas, tampoco pueden olvidarse.

Por ello, es necesario que, en primer lugar, las escuelas cuenten con un seguro que proteja el inmueble, y en segundo lugar, con seguros escolares que protejan a los estudiantes en emergencias médicas. Necesario es además que los padres de familia estén informados sobre esta cuestión al momento de realizar la elección del plantel donde sus hijos realizarán sus estudios, o al momento de la inscripción.

El sector público, ante la problemática de falta de cobertura en este sentido, ha realizado desde hace un par de años, contrataciones de seguros en forma masiva para que los alumnos de las escuelas públicas estén protegidos con seguros escolares de gastos médicos.

Así, diversos estados como Coahuila, México y Tamaulipas, entre otros, han implementado en sus escuelas públicas, un plan de seguros escolares gratuitos para garantizar que el aprendizaje de los alumnos al desenvolverse en un ambiente de seguridad.

El seguro escolar del estado de Tamaulipas –por mencionar un ejemplo–, fue firmado el 7 de abril de 2005 en el Convenio de colaboración entre la Secretaría de Salud y la Secretaría de Educación, para dar Atención Médica y Hospitalaria Gratuita a los Alumnos de Escuelas Públicas de Educación Básica.

Entre otras cosas, el seguro implementado en Tamaulipas, incluye todo tipo de intervenciones quirúrgicas (exceptuando las estéticas), el servicio de alojamiento y manutención en la clínica, el quirófano, la asistencia médica y farmacológica; además de accidentes ocurridos en viajes de estudios, actividades deportivas y lesiones producidas por animales.

Y aunque los seguros implementados en programas del gobierno son gratuitos, la responsabilidad de los padres sigue siendo la misma en cualquier caso: informarse sobre las condiciones del seguro y su vigencia.

Por otra parte, las instituciones privadas también cuentan con servicio escolar; muchas veces implementado sólo como un requisito escolar y teniendo un costo para los padres, a diferencia de en las escuelas públicas, donde es gratuito.

Sin embargo, sea el caso que fuere, se recomienda que los padres además de que estén informados al respecto, cuenten un seguro de forma externa, pues así el niño podría acceder a un historial crediticio que no concluye cuando termina el ciclo escolar, sino que tiene continuidad a lo largo del tiempo; y de esta manera el seguro se convertiría también en una inversión a largo plazo.

 
mmendez@yoinfluyo.com

( 0 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking