¡Relájate! Escucha a Jack Johnson

Jack Johnson es un hawaiano al que le gusta surfear, un realizador cinematográfico y cantautor, que acompañado por su fiel guitarra y su característico sonido, en el pasado mes de junio lanzó al mercado su quinto disco de estudio.

El material fue producido por el mismo vocalista, por los miembros de su banda: el bajista Merlo Podlewski, el tecladista Zach Gill y el baterista Adam Topol, quienes junto con el ingeniero Robert Carranza dieron vida a “To The Sea”.

Con sus letras, música y aspecto relajado, poco a poco Johnson ha compartido su esencia con el público, no sólo de Hawai, sino también de Estados Unidos y otras partes del mundo, aunque en México es prácticamente un desconocido.

Su sonido acústico, cargado de relajación, inspiración e historias que contar, recibió sus influencias del músico inglés Cat Stevens, pasando por una gran variedad de artistas de diversas épocas, hasta llegar a la banda de “hardcore”, Fugazi.

A pesar de haber estudiado cine e incluso haber realizado tres cintas: “Thicker Than Water” –en la cual hizo un homenaje a su otro amor: el surf– “September Session” y “A Broke Down Melody”, finalmente descubrió que su vocación yacía en la música.

Fue así como sus creaciones cinematográficas dieron paso a las musicales en enero de 2001, cuando debutó con “Brushfire Fairytales”, al que le siguieron “On and On” (2003), “In Between Dreams” (2005) y “Sleep Through The Static (2008).

Este año, Jack Johnson regresó con “To The Sea”, en el cual cada uno de los 13 cortes nuevos, al igual que en sus otros materiales, danzan entre el folk, el reggae y el rock, pero a la vez cuentan con sabores de blues, groove y una que otra pizca de jazz, acompañadas con una guitarra funk.

Además de las canciones inéditas, Johnson incorpora una versión en vivo desde Yokohama de "What You Thought You Need", uno de sus temas insignes, que data de la producción de “Sleep Through The Static”, en la que nos habla de un viaje presente que desemboca en promesas futuras.

El álbum cuenta con innumerables alegorías que nos recuerdan el mar, pero no sólo por las letras de los temas, sino también por su sonido, cuyas raíces se derivan del surf. Indudablemente escuchar a Johnson es adentrarse en un viaje con rumbo a la playa, su ecuanimidad y disfrute.

“Only the Ocean” nos presenta fragmentos de riffs al estilo del blues, es una pieza melancólica y construida a partir de una metáfora sobre la distancia y las relaciones interpersonales.

En tanto que en “Anything but the Truth, corte sereno y sencillo, nos muestra la preocupación del cantautor por la verdad y las preguntas fundamentales que se hace toda persona en algún punto de su vida: ¿Qué es este lugar?, ¿quién soy yo?, ¿por qué estamos aquí?” (What is this place? Who am I? Why did we come here?).

El “beat” y la alegría de “Pictures of People Taking Pictures”, su acompañamiento musical: guitarra, percusiones y su letra sobre el amor a través del tiempo, no pasa desapercibida. Como tampoco ocurre con “From the Clouds”, una historia sentimental que se traslada fuera de este mundo.

“Red wine mistakes, mythology” aprovecha una diversidad de instrumentos que van desde la  harmónica, el pandero, la guitarra, el piano e incluso Jack hace uso de la improvisación, para obsequiarnos el corte con mayor lirismo y musicalidad del disco, gracias a sus toques de jazz.

Johnson también se preocupa por los mensajes, no sólo por la parte musical y en “The Upsetter” hace un llamado a que no nos deprimamos, ni nuestros pensamientos ni el mundo que pisamos.

Asimismo, el lado vulnerable del intérprete lo conocemos gracias a “Turn your Love” y su ensamble de voces, su letra sencilla y sentimental, que se narra a través del solitario acompañamiento de las cuerdas; lo que también ocurre en “My Little Girl”, una joya con la premisa de que hay que amar sin miedo.

“At me or with me” es el tema más roquero del disco, pero a la vez es orgánico e instrumental. Mientras que el groove de “No Good with Faces” contrasta con su letra nostálgica y derruida.

La brevedad de “When I look up”, así como la canción que da nombre al disco: “To The Sea” completan el álbum

“To The Sea” no es un trabajo pretencioso, simplemente es Johnson compartiéndose a sí mismo, sus inquietudes y pensamientos por medio de su música. Ahora que sabes un poco de él, ¿quieres conocerlo y relajarte a su lado?

 
msalinas@yoinfluyo.com

( 0 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking