Mujeres debatirán en las Naciones Unidas

¿Sabía usted que en marzo habrá importantes reuniones en las Naciones Unidas que intentarán —entre otras cosas— implementar políticas que legalicen la prostitución, que promuevan el aborto en todas las etapas del embarazo y su legalización en todo el mundo; que nieguen los derechos de los padres, que promuevan la educación explícita de relaciones sexuales a los niños y que trabajarán intensamente para avanzar en derechos homosexuales?

Así es, en la reunión anual de la Comisión de la Condición Social y Jurídica de la Mujer o Commission on the Status of Women  (CSW) del 1 al 12 de marzo de 2010, estarán en la ONU aproximadamente 6 mil mujeres, entre ellas un gran número de feministas radicales, para disminuir la importancia de la familia, especialmente en lo que se refiere al papel de la mujer como madre.

Ellas ven el papel de “madre” como un “estereotipo” negativo. Cuando las feministas radicales hablan del “estatus” de la mujer, es precisamente la maternidad lo que perciben como el problema a ser eliminado, no como un componente de la vida humana.

Aunque los documentos finales aún no se dan a conocer, sabemos de antemano las tendencias de los países, debido a su trayectoria ante organismos internacionales y regionales, y es allí en donde casi siempre hay avances o retrocesos sobre los llamados “derechos de la mujer”.

El año pasado, durante el 53 periodo de sesiones de la CSW, se acordó dedicar el 54 Periodo de Sesiones de este año a la revisión periódica de la Plataforma de Acción de Beijing y los resultados del 23 Periodo Extraordinario de Sesiones de la Asamblea General de la ONU a 15 años de su adopción, titulado “La Mujer en el Año 2000: Igualdad entre los Géneros, Desarrollo y Paz para el siglo XXI”.

¿Se ha cumplido el Plan de Acción definido en la IV Conferencia Mundial de la Mujer de 1995? ¿Cuáles son los obstáculos y qué más hay que hacer? ¿Se está avanzando en la promoción de “nuevos derechos humanos” según la ONU? Para conocer estos “nuevos derechos” tenemos que en la ideología de género se agrupan los “derechos sexuales”, que incluyen:

  • Perspectiva de género: las diferencias de función entre mujer y varón no son naturales, son culturales.
  • Orientación sexual: cada quien es libre de elegir su sexo o de cambiarlo; uniones homosexuales con derecho de “adopción”.
  • Múltiples “modelos de familias”: familia natural monogámica heterosexual; “familias monoparentales; uniones de personas del mismo sexo; “derecho” de repudio al cónyuge o pareja.
  • “Servicios de salud” para las mujeres, entendiendo por ello el acceso legalizado y fácil a la anticoncepción en todas sus formas y al aborto.
  • Educación sexual obligatoria de los adolescentes con la “perspectiva de género” y “orientación sexual”, libertad sexual ajena al control de los padres. Esto comprende el acceso fácil a la anticoncepción y al aborto.

En el 53 periodo de sesiones, México presentó dos documentos: 1) Declaración de la Presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), la licenciada Rocío García Gaytán a nombre del Grupo de Río; 2) La declaración de la Presidenta del Inmujeres, México, 53 Sesión de la Comisión sobre el Status de la Mujer (CSW).

La primera denota preocupación por la crisis mundial que impacta sobre todo en las áreas rurales ante lo cual debe anteponerse “la integración social guiada por los principios de justicia social, diversidad, igualdad de género…”; en esta expresión la palabra “diversidad” incluye a la homosexualidad. También habla de los esfuerzos regionales para crear un marco institucional en los estados para consolidar la “perspectiva de género” en los deberes institucionales.

Pero lo más sorprendente es que nuestro país demanda evitar que se perpetúe “la percepción estereotipada de los hombres como sostén de la familia y las mujeres como responsables de otorgar cuidados y las consecuencias negativas que esto acarrea para la participación de las mujeres en educación, en el mercado laboral y en la vida pública” (sic).

La “percepción estereotipada” contiene la distorsión del significado de la unión familiar, de la distribución de funciones en el hogar y de la ayuda mutua en familia (táctica común en ámbitos internacionales) e incluye la idea de un cambio social que según lo indica esta ideología “han de llevar una vida segura y satisfactoria”. 

Las Conferencias Mundiales de la Mujer (IV Conference of Women) Beijing 1995 y las conmemorativas de Beijing + 5 (2000), Beijing + 10 (2005) y ahora que se conmemora Beijing + 15 (2010), el esfuerzo es centrado en fortalecer el papel social de las mujeres de forma que puedan hacer valer sus prioridades, esto es, convertirlas en sujeto social y político.

Después del 53 periodo de sesiones han habido varias conferencias importantes:

En el Informe de México en la ONU al Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (3-12 Febrero 2010), el doctor Rodolfo Tuirán, secretario general del Consejo Nacional de Población y Desarrollo, en representación del Gobierno de México, destacó el “Programa Nacional contra la Violencia Intrafamiliar” y también el cuidado a la salud reproductiva y al consentimiento informado para lo cual dijo:

“Es indispensable continuar redoblando los esfuerzos para abatir la demanda insatisfecha de métodos anticonceptivos efectivos y seguros, incluida la llamada anticoncepción de emergencia” (de efectos comprobadamente abortivos).

Y más adelante menciona la necesidad de “redoblar los esfuerzos para garantizar el acceso de las mujeres a servicios integrales de atención a la salud, salud sexual y salud reproductiva… en todas las etapas de su ciclo de vida”. Como es bien sabido, el feminismo radical ha impulsado en conferencias como la que está a punto de empezar, los “derechos sexuales y reproductivos”, el “acceso a servicios de salud reproductiva” y al aborto, respaldadas por la Federación Internacional de Paternidad Planificada (IPPF), IPAS y el Centro para los Derechos Reproductivos.

En la Asamblea General de las Naciones Unidas, diciembre 2009, nuestro país votó a favor del “General Comment 20” durante un debate efectuado en el Tercer Comité de la Asamblea General. Éste contenía un intento de ampliar las categorías de no discriminación con el propósito de introducir la “orientación sexual” y la “identidad de género” que antes nunca habían sido incluidas en ningún documento vinculante de la ONU.

Éstas podrían ser utilizadas para coartar las libertades de expresión, la religiosa y de conciencia, así como las leyes de matrimonio y los planes de estudio de las escuelas para incluir los “derechos homosexuales”. Finalmente, un consenso de países árabes encabezado por Irak, logró que el “General Comment 20” no fuese aprobado durante reñida votación.

Hoy se encuentran ya en las Naciones Unidas gran cantidad de mujeres preparando declaraciones y mensajes para promover la ideología de género y el derecho al aborto, así como para impulsar la idea del papel de “madre” como  “estereotipo negativo”, que intentan imponer desde el año 1995. Pero también estarán presentes un sinnúmero de mujeres de todo el mundo, que son las que realmente preservan el futuro, para enfatizar el importante papel biológico silencioso, tanto moral como social, de un futuro viable para toda la humanidad.

Si una mujer decide permanecer en el hogar para la crianza de los hijos, su derecho a escoger ese papel debe ser protegido, no desalentado, y las niñas y adolescentes dentro de los programas del sistema educativo deberían aprender que ser “madre” es una decisión muy valiosa, una decisión que beneficia a la siguiente generación a través de toda su vida.

En medio de esta importante reunión internacional en la ONU y durante el Día Internacional de la Mujer, 8 de marzo, se llevará a cabo inusualmente, un panel con el siguiente tema: “The Critical Role of Mothers in Society”  (El  Crítico Papel de las Madres en Sociedad) a través de la Iniciativa de Family Watch International y del Instituto Doha para Estudios de la Familia y del Desarrollo, con el objeto de “re-enfatizar el significado social de ser madre y de la maternidad”; estarán presentes importantes personalidades de todo el mundo.

Lo que pase en las Naciones Unidas de alguna manera encontrará su paso por los países, incluyendo el nuestro, en las comunidades y en último término en nuestros hogares. Las políticas que emerjan de la “Commission on the Status of Women 2010” importan, ya que proveen un precedente de legislación para la mayoría de los países del mundo.

“La hora de la mujer se cumple en plenitud, la hora de la mujer adquiere en el mundo una influencia, un peso, un poder jamás alcanzado hasta ahora…” (Mulieris Dignitatem)

 
comentarios@yoinfluyo.com
{mos_fb_discuss:13}
( 0 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking