Egipto, ¿entre menos mejor?

En los últimos días, el gobierno de Egipto ha puesto en marcha una campaña para instar a la población a ser más diligente en limitar el tamaño de sus familias. ¿Cómo lo hacen? De un modo muy sencillo: Sembrando el sentimiento de culpabilidad entre los padres y madres de familias numerosas.

La campaña se está llevando a cabo mediante tres anuncios en televisión:

El primero de ellos apela a la reflexión, mostrándonos a unos campesinos que dialogan entre ellos acerca del cansancio y agobio que les reporta el mantenimiento de sus numerosas familias. ¿Conclusión? Cada espectador sacará la que le parezca, aunque el mensaje no es de
lo más alentador para quienes proyectan casarse y formar una familia.

(Comentario del Instituto Efrat: El mayor índice de suicidios, depresiones y alcoholismo se da en poblaciones con pocos o ningún hijo, como es el caso de los países más ricos de la vieja Europa).

El segundo, más directo, compara a los niños con aparatos de radio encendidos. Mientras suenan varios aparatos de radio al mismo tiempo, el actor principal explica al espectador: "¿Ves? Si todas las radios están encendidas, ¿puedes escuchar algo que no sea ruido? ¿Puedes ganar algo que no sea un dolor de cabeza? Es lo mismo con los niños: Si sólo tienes dos, les puedes escuchar mejor".

(Comentario del Instituto Efrat: El número de hijos nunca es un obstáculo cuando se tiene un interés verdadero por escucharles).
 
El tercer anuncio es más simple: Compara el patrimonio familiar con una jarra de zumo que se puede repartir entre dos o más vasos. Desde luego, cuantos menos vasos haya más zumo le tocará a cada vaso.

(Comentario del Instituto Efrat: En las familias numerosas cada miembro aporta según sus posibilidades y recibe según sus necesidades, siendo normalmente los más débiles quienes más atenciones reciben por parte de los más fuertes).

La campaña de televisión es la nueva entrega de una iniciativa más amplia llamada “waqfa masreya" (traducido al español parece que vendría a significar algo así como: "normalización egipcia") que fue lanzada en 2008 para coincidir con la Conferencia Nacional de Población, Conferencia inaugurada con un discurso del presidente egipcio, Hosni Mubarak, durante el cual éste aseguró que "el crecimiento demográfico es un gran desafío para nuestra generación, y para todas las que vendrán”.

La población, asignatura pendiente

Egipto, cuya población se ha duplicado en los últimos 30 años hasta alcanzar los 80 millones de almas, es una asignatura pendiente para los grupos promotores de la planificación familiar.

El presidente Mubarak ha convertido ésta en una de las líneas constantes de su política, y a tal efecto le prestan ayuda numerosas entidades pro-aborto entre las que destacan el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) y la Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF).

Algunos botones de muestra son los siguientes:

Ya en 1984 el gobierno lanzó la primera campaña en el país bajo el título "Mira a tu alrededor", instando a los jóvenes en edad casadera a limitar el tamaño de sus futuras familias. En la década de los 90 las campañas se enfocaron en los adolescentes, haciendo hincapié en la difusión de métodos anticonceptivos; a tal efecto, se insertó con frecuencia en las revistas para adolescentes mucha información explícita acerca de los condones, los diafragmas, las píldoras y los dispositivos intrauterinos, explicando las ventajas y desventajas de cada uno.

En 2000, se realizaron con el apoyo del UNFPA diversas campañas de formación dirigidas a los teólogos musulmanes, para que éstos convenciesen a los fieles sobre la conveniencia de limitar el tamaño de sus familias.

En 2003, el popular presentador de televisión Gamal El-Shaer fue criticado públicamente por el terrible delito de haber felicitado a un hombre que, entrevistado en plena calle, reconoció con alegría que tenía siete hijos. Por lo que más tarde se supo, el comentario del entrevistado y el apoyo del famoso presentador habían sido considerados por los grupos promotores de la planificación familiar como un estímulo para las familias numerosas.

En 2005, la IPPF y el UNFPA establecieron por todo el país diversos autodenominados “Centros de Salud Acogedores para los Jóvenes”, estratégicamente situados cerca de los colegios. En esos centros se involucró a los jóvenes en la planificación y puesta en marcha de programas juveniles de Salud Sexual y Reproductiva.

Fuentes consultadas
 
Diario “The Guardian” (Reino Unido), 24 de enero de 2010.
David del Fresno: “El Imperio de la Muerte” (Madrid. Editorial Sekotia. Año 2008).

*David del Fresno es Presidente del Instituto Efrat.

 
daviddft@ono.com
{mos_fb_discuss:13}
( 0 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking