Jesse y Joy y su Electricidad

Jesse y Joy supieron cómo celebrar el mes patrio, pues lanzaron su segundo material discográfico: Electricidad, el cual estrenó como primer sencillo el tema Adiós. Compuesto por 12 cortes, de esta producción se esperaba la misma calidad, dinamismo y frescura que en Ésta es mi vida, su álbum debut.

Joy, quien desde un principio sorprendió con su voz dulce y a la vez potente, y su estilo único en el fraseo, ahora vuelve con un trabajo vocal mucho más maduro y sólido, pero no por ello negado a los matices, esenciales en las letras y armonías de este par de hermanos.

Adiós, a pesar de ser un tema melancólico y con una temática triste, se encuentra dotado de ritmo, y gracias a la incursión de instrumentos como el violín o las percusiones, particularmente la batería, genera sentimientos encontrados.

Mientras que Electricidad, además de dar nombre al disco, es innovador y arriesgado, por el fraseo cortado, por la voz de cabeza de Joy, por su letra original y porque culmina con la irrupción de un coro. Bien trabajada desde el inicio, termina en su punto climático, por lo que deja en claro el concepto del disco.

Jesse y Joy están de regreso y dispuestos a sorprender.

Siguiendo ese mismo objetivo se encuentra Chocolate, con el cual estos músicos se mantienen fieles a su estilo, que los distingue del resto de los artistas del momento y que a la vez marcan un regreso a sus raíces, a su origen. Con una letra dulce, instrumentos “hippies” y sonidos experimentales, logran una de las canciones más tiernas de Electricidad.

No es amor y Por siempremente van en esa misma línea, pues además de ser de los pocos temas acústicos del disco, conservan ese sonido fresco característico de Jesse y Joy, que se complementa con una letra sencilla e inocente.

Si te vas es una canción completamente distinta a los trabajos anteriores. En principio la voz de Joy deja a un lado la dulzura para abrirle la puerta a la garra; mientras que el sonido general del tema es roquero y potente, gracias al ensamble de los instrumentos con la parte vocal.

Por su parte, Una y otra vez se distingue del resto del disco por su fuerza tanto vocal, como por la potencia y energía que imprimen los instrumentos, desde la guitarra, hasta el pandero, lo cual va muy ad hoc con la letra.

Nuevo día es un tema en el que tanto percusiones como guitarra son los instrumentos principales, y en donde cada frase suena distinta, con una intención propia y con un matiz que aporta variación a la armonía, que por momentos se torna monótona, a excepción de los breves compases en que hay requintos.

Todo lo contrario ocurre en Nada es mejor, una de las canciones más rítmicas y alegres del disco, a pesar de abordar una temática como el desamor; en ella se encuentra toda la versatilidad de que carece Nuevo día.

Además se encuentra extremadamente bien trabajada en todos los aspectos, algo nada fácil, especialmente cuando en poco más de tres minutos hay tantos cambios de ritmo, silencios, arreglos y solos.

Invisible es un corte diferente, con algunas influencias del rock de los años 90 en las estrofas, pero que en el coro es totalmente pop; este tipo de mezclas hacen que el trabajo de Jesse y Joy se vuelva aún más interesante y novedoso, como con su primer material.

Quédate, acompañada de diversos instrumentos, principalmente de cuerdas, como el violín, es el tema con el que cierran con broche de oro Electricidad, pues además es una de las canciones más sensibles del disco, en la que el arrepentimiento se plasma en la atmósfera.

Electricidad es un álbum enérgico, eléctrico y menos melancólico que Ésta es mi vida; por lo que transmite una inyección de optimismo y efusividad musical en cada uno de los temas; es un disco con más carácter y un sonido que –por momentos– deja a un lado lo acústico.

 
msalinas@yoinfluyo.com
{mos_fb_discuss:13}
( 0 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking