Mabel Salinas
Tras el lanzamiento de la nueva temporada de Mujeres Asesinas 2 se vislumbra que en México ya se está aprendiendo cómo hacer series –técnicamente hablando–, ya que sí se percibe diferencia con las telenovelas... pero ¿en el contenido?

Su propaganda aparecía en todos lados, tanto en desplegados en los diarios, como en notas sobre espectáculos. Las mujeres asesinas nos asechaban afuera del cine, en los elevadores o incluso servían como decoración del transporte público.

Finalmente, el martes 14 debutó la segunda temporada de Mujeres Asesinas, con el capítulo Clara Fantasiosa, protagonizado por Edith González y René Casados, y bajo la producción de Pedro Torres.

Basada en crímenes reales narrados en el libro Mujeres Asesinas de Marisa Grinstein y en la serie argentina que retomó estos casos, la versión mexicana se distinguió por un evidente progreso, si se le compara con los primeros episodios de la temporada anterior.

En esta ocasión, el capítulo dirigido por Carlos García Agraz se caracterizó porque todos los actores se manejaron en un mismo tono y ninguno sobreactuaba, lo que aportaba credibilidad a la historia.

Asimismo, el elemento del suspenso permitía que el espectador se involucrara en el desarrollo de la trama, pues en ocasiones se hacía creer que la asesina era una mujer y en ocasiones otra.

"Clara Fantasiosa" narró la historia de Clara (Edith González), una esposa enferma de celos que a causa de un desequilibrio químico en el cerebro estaba convencida de que su marido la engañaba con una mujer llamada Beatriz.

Su fantasía llegó a tal grado que aseguraba que su vecina, una viuda que cuidaba a su suegra era Beatriz, cuando en realidad su nombre era Marcela (Ana Layevska). Entonces, obsesionada porque se alejara de su marido, Clara la acosaba constantemente.

Al final uno no sabía quién iba a asesinar a quién, si Clara a "Beatriz" para quitarla del camino, o si Marcela, en un acto de defensa propia, mataría a Clara para evitar que la golpeara o peor aún, la matara.

Por otro lado, el episodio del jueves, Las Garrido Codiciosas, fue protagonizado por Galilea Montijo, Patricia Navidad y Ana Brenda y se basó en el crimen cometido por tres hermanas que "en defensa propia" acribillaron, dispararon y golpearon al esposo de una de ellas, y ¡todo por quedarse con su casa!

Tras el lanzamiento de la nueva temporada de Mujeres Asesinas 2 se vislumbra que en México ya se está aprendiendo cómo hacer series –técnicamente hablando–, ya que sí se percibe diferencia con las telenovelas.

Las actuaciones son más naturales, los actores están mejor dirigidos, los capítulos son grabados en alta definición, la fotografía es mucho más limpia y se profundiza más en los personajes a pesar de que se trata de una serie unitaria. Visualmente tiene 10, pero ¿en el contenido?

La violencia y el odio son el eje central de Mujeres Asesinas 2, lo cual es preocupante por dos motivos.

El primero porque por más "catártico" que se quiera manejar, estos contenidos, en donde vemos a mujeres cometiendo crímenes pasionales, asesinatos crudos y sangrientos, afectan en mayor o menor medida a los espectadores, particularmente a quienes se impresionan fácilmente.

El segundo, porque de acuerdo con estudios sobre el aprendizaje social de Alberto Bandura, se sabe que los contenidos televisivos presentan modelos que son aprendidos e imitados por la audiencia, tal es el caso de los crímenes copycat (los espectadores emulan un comportamiento visto en la televisión, en este caso, un asesinato).

Claro que es importante aclarar que este tipo de actos se dan en casos contados; no obstante, ¡qué peligroso es presentar semejantes comportamientos, incluso en horario nocturno!

 
msalinas@yoinfluyo.com
{mos_fb_discuss:13}
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking