¿Su Pasión Morena levantará a TV Azteca?


Pasión Morena es el más reciente título de TV Azteca, el cual cuenta con la colaboración de Telefé Internacional, es decir, es una historia argentina más, que es “adaptada” antes de llegar a nuestros televisores.

La producción corre a cargo de Claudio Meilán, y sus actores protagónicos son Paola Núñez (Morena), Víctor González (Leo, aunque posteriormente descubre que su verdadero nombre es Fernando), Anette Michel (Emilia y Cassandra, pues tiene doble identidad), y Fernando Ciangherotti (Aldo Sirenio).

Bueno, y la historia ¿de qué trata? Ahí les va. Resulta que Morena, un día antes de casarse, descubre que su novio le es infiel, y dolida emprende un viaje con su amiga Isela (Erika de la Rosa), a Chiapas, en donde conoce a un galán “silvestre”, Leo.

En un principio su relación es hosca, un cliché del conocido “te odio-te amo”, pues mientras que él es un “salvaje” que vive en la selva Lacandona, ella es una diseñadora de modas proveniente de Nueva York.

Sin embargo, cuando él descubre que su padre en verdad no es su padre y que su familia real –los Sirenio, ricos y poderosos– reside en el Distrito Federal, decide dejar Chiapas para averiguar su origen, mientras que Morena opta por mudarse con sus abuelos, quienes también viven en la capital y que además tienen nexos con la renombrada familia.

Sin embargo, hay secretos que eventualmente se darán a conocer, ya que uno de sus tíos, Aldo, es avaro y egoísta, y en su afán de quedarse con la fortuna familiar hará lo inimaginable para que Leo, que es uno de los herederos, no regrese a su vida.

Lo negativo de Pasión Morena es el abuso de ciertos recursos para la narración de la historia, como la cámara lenta, que apreciamos casi cada vez que los personajes realizan acciones tan triviales como cortar madera o abrir una puerta.

Si en todo momento utilizan la cámara lenta, ¿cómo pretenden que los espectadores distingamos las situaciones verdaderamente dramáticas de las que no lo son? Tanta música y tanta supuesta “emoción” se convierten en un error grave, pues desesperan; es como si se hicieran el “harakiri”.

Lo positivo se encuentra en dos aspectos principalmente. El primero es que en la telenovela, o por lo menos en los primeros episodios que fueron grabados en Chiapas, se explotan las bellezas naturales de nuestro México de una forma casi magistral.

La fotografía de sus montañas y ríos es espléndida, es como una brisa fresca ante los ojos de quienes nos encontramos encerrados en la cotidianidad de la ciudad.

El segundo es que, no conforme con esto, los artistas protagónicos –Paola Núñez, Víctor González y Anette Michel– se han puesto las pilas para promover el turismo a esta zona tan mágica, tan mística. ¡Enhorabuena!

Antes de los cortes comerciales invitan al público a visitar Chiapas, y también promueven otro tipo de campañas de responsabilidad social que corren a cargo de TV Azteca, como la creación de brigadas para recoger la basura de nuestras calles.

En teoría, esta superproducción tiene el objetivo de levantar a TV Azteca con rating, mucho rating, pues las últimas telenovelas no han sido tan exitosas ni espectaculares. A Pasión Morena le han invertido y mucho.

Cuentan con un buen elenco, y si añaden más dinamismo, más acción a la historia en lugar de abusar de los diálogos, adquirirían más credibilidad. Además tienen otra ventaja: Mañana es para siempre, la telenovela de Televisa, terminó la semana pasada, y si Sortilegio no arranca fuerte, pueden ganarse a ese público.

¿Lo lograrán? Al tiempo, tiempo

 
msalinas@yoinfluyo.com
{mos_fb_discuss:13}
( 0 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking