Dra. María Cristina Saldaña Fernández
Activistas de Greenpeace, con los ojos vendados, comen arroz ante la Secretaría de Salud, en protesta porque esta dependencia no informa qué clase de arroz está entrando a México, procedente de Estados Unidos, luego del escándalo de contaminación transgénica del cereal estadounidense.

Este masivo me lo envió el presidente del capítulo Morelos de la Academia Mexicana de Medicina y Cirugía, por lo que considero que es confiable, además lo firma la directora del centro investigación de la UAEM.

Activistas de Greenpeace, con los ojos vendados, comen arroz ante la Secretaría de Salud, en protesta porque esta dependencia no informa qué clase de arroz está entrando a México, procedente de Estados Unidos, luego del escándalo de contaminación transgénica del cereal estadounidense.

El arroz que está llegando a nuestras mesas no está autorizado para consumo humano. Es parte de un experimento que se salió de control en Estados Unidos.

En agosto de 2006, el gobierno estadounidense reconoció que sus cargamentos de arroz estaban contaminados con un transgénico no apto para consumo humano que “se fugó” de campos experimentales.

Aunque rápidamente las autoridades de Estados Unidos “autorizaron” este transgénico, no pudieron evitar la cancelación de compras de arroz estadounidense por parte de Japón y de los 25 países de la Unión Europea. Esto provocó el desplome de los precios de este cereal.

Desde el primer momento, Greenpeace ha solicitado al gobierno mexicano acciones urgentes, pues en el mundo, México es el principal comprador de arroz estadounidense. Se estima que 70 por ciento del arroz que comen los mexicanos proviene de Estados Unidos, por lo que el riesgo de que estemos comiendo el contaminado es muy alto.

En agosto y septiembre pasados, la Comisión Federal de Prevención contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) de la Secretaría de Salud, tomó muestras del arroz importado para enviarlas a un laboratorio y analizarlas. Sorpresivamente, no ha querido informar los resultados.

Aunque el gobierno mexicano ha decidido guardar silencio sobre este problema, es necesario que toda la gente se entere de dicha situación que amenaza la salud de los mexicanos. Tú puedes ayudarnos difundiendo esta información entre tus amigos y familiares.

Sea lo que sea, es más conveniente consumir el arroz que porta el sello del Consejo Mexicano del Arroz, pues este cereal es producido en México y está libre de la contaminación que se presume trae el arroz estadounidense.

Difunde esta información y sigue de cerca nuestras actividades para exigir que las autoridades informen a la ciudadanía y protejan de manera efectiva la salud de los mexicanos.

 
comentarios@yoinfluyo.com

Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking