¿Qué hago para que mi hijo me obedezca?

La pregunta del millón en todos los cursos de escuela de padres es: ¿qué hago para que me obedezca mi hijo? Para esta pregunta, como para todo lo relacionado con el ser humano, no existen ni fórmulas mágicas ni recetas. La educación es un todo que no admite atajos fáciles.

Sin embargo, sí que se pueden dar unas ideas útiles y de sentido común. Por ejemplo, dar pocos mandatos y que éstos sean preferentemente positivos. Es un hecho que ante las prohibiciones o negaciones, la reacción humana es de desconcierto o de rebeldía; por eso, es importante educar invitando a hacer algo.

Si queremos que el hijo recoja el abrigo y lo guarde en el armario será más efectivo decirle lo que queremos que haga, en  vez de sermonearle diciendo que es un desordenado o que siempre deja todo fuera de su lugar. Esto sirve para muchas otras situaciones.

Me parece que es muy interesante plantearse un cambio de perspectiva potenciando las órdenes que invitan a actuar, en lugar de las que no dan salida. Una máxima en educación es que el hombre no sólo es libre, sino que necesita sentirse libre.

 
acuevas@seraudaces.es

( 0 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking