En esta Navidad, reformas tipo "pack": ¡dos reformas al precio de una! ¡Lléeeevelas!

El Heraldo de Chihuahua. 10 de diciembre de 2008.
                                                  
“Copiará Campeche Reforma Penal aplicada en Chihuahua. ‘Vinimos para visitar a todas las instancias de la ley para conocer su modelo de trabajo y llevar a cabo la reforma penal. Estamos dispuestos a aprender de Chihuahua, que se ha convertido en un ejemplo a seguir para nuestro estado de Campeche en materia de legislación’, manifestaron autoridades de los tres niveles de gobierno del estado de Campeche al estar de visita en Chihuahua para conocer la forma de trabajo de cada una de las instancias inmiscuidas en la reforma penal”.(1)

1.- “Oiga asté, ¿qué es eso, hombre? No hay derecho” (diría Cantinflas); la noticia anterior, si no fuera para dar risa, tendría que darnos pena. En efecto. ¿Cómo es posible que estemos “exportando” reformas legales en la situación crítica en la que se halla Chihuahua? ¿Con qué conocimiento? ¿Con qué calidad moral?

2.- Conste que voy a hablar de hechos verificables, escuetos, fríos y duros como los cuerpos de tanto muerto.

3.- En la entidad, en este nuestro querido Chihuahua, en este “estado del encuentro” (“encuentro un muerto aquí y otro allá” –aunque se haya “rajado” públicamente el ingenioso autor de tan macabro chascarrillo–), tenemos que la reforma penal chihuahuenses se ha caracterizado por:

  • Innovadora.
  • Progresista.
  • Porque el Código de Procedimientos Penales del Estado, a los cuatro meses de ser publicado, sufrió su primera reforma.
  • Porque el Código Penal del Estado, a los 10 meses de haber entrado en vigor, tuvo que modificarse.
  • Porque el mismo Código Penal, a menos de dos años de su entrada en vigor, hubo de ser reformado por segunda vez.
  • Porque la Ley Orgánica del Ministerio Público, que cuenta con exactamente 35 artículos, antes de un año de vida se reformó en los artículos 1, 2, 3, 4, 5, 8, 12, 14, 23, 27, 28, 29, 30, 31, 32, 33, 34 y 35.
  • Porque a menos de dos años de la tan llevada y traída reforma, el ínclito señor gobernador, licenciado don José Reyes Baeza Terrazas (¡pum!), propuso al Congreso del Estado una reforma integral que viniera a complementarla sustancialmente.
  • Porque en ese mismo periodo, el mismo funcionario propuso –inconstitucionalmente hablando– disminuir la edad penal (y luego resultó que siempre no).
  • Porque en ese mismo periodo, presa de la desesperación me imagino, el susodicho propuso, tentativamente –también inconstitucionalmente hablando–, establecer la pena de muerte en el Estado (y estamos a la espera de que alguien le informe que no se puede, por lo que va a resultar que siempre no).

4.- Así las cosas, ¿de veras estamos como para una reforma penal de “calidad de exportación”?

5.- En un libro de cuño reciente, “Seguridad nacional hoy”,(2) Ana María Salazar, subsecretaria adjunta en el Pentágono al final de la época de Clinton, apunta que las consecuencias de perder la guerra ante la inseguridad pueden llegar a ser aterradoras; y como anticipándose a lo que ocurre en Chihuahua, afirma: “Aumentan las voces que buscan imponer la pena de muerte para delitos graves (…) y de continuar aumentando las penas”.(3)

6.- Es terrible porque en los hechos, tenemos que el ínclito señor gobernador tal pareciera que está actuando presa del pánico y como si efectivamente hubiéramos perdido “la guerra ante la inseguridad”.

7.- Así las cosas, la propuesta legislativa for exportation”, ¿será la anterior o la posterior a tanta reforma? ¿Incluirá la segunda iniciativa de reformas? ¿Se le añadirá la propuesta de disminuir la edad penal y un manualito de cómo desdecirse? La propuesta ¿es tipo “pack” –dos reformas al precio de una–? ¿Se ha pensado en un combo? “Paaáseleee, llévesee su reforma penal, su reforma procesal, su reforma penitenciaria y de regalo una modificación integral a la Ley del Ministerio Público”. ¿Incluye la alternativa de incorporar la pena de muerte junto con su manualito (para desdecirse)? ¿No les interesa a alguien que haya leído la Constitución por lo menos una vez (a mí me encantan Campeche y sus quietas aguas azul turquesa)?

8.- En alguna parte escribí: “No se puede ni se debe legislar por capricho ni conforme a ocurrencias”, y lo sigo sosteniendo. En este desmoche, viene a cuento lo que afirma esta especialista: “a diferencia de los franceses, que claramente entienden la magnitud del problema, en México continuamos sin tener estadísticas confiables”,(4) y Chihuahua no es la excepción, créanmelo.

9.- Es torpeza, falta de entendimiento o exceso de cinismo, no querer darse cuenta que no se conocen los resultados de la reforma al sistema penal; se desconocen los verdaderos efectos de su aplicación, no existe una evaluación confiable de sus resultados, simplemente no hay datos creíbles (medibles, apreciables, idóneos); se carece de cifras que indiquen y demuestren la incidencia delictiva, las características de los delincuentes (edad, condición socioeconómica, grado de estudios, etcétera), entre otros factores relacionados entre sí.

10.- ¿Cómo vamos, pues, a andar presumiendo de aquello que carecemos? ¿Con qué cara –si no es de rubor y pena– vamos a andar enseñando nuestras vergüenzas? Ésas, ésas que nos tienen en el primer lugar de ejecuciones de la república y en el tercero de robo de automóviles (para que luego no anden con que no más en los dizque delitos federales “está la cosa qué arde”).

(1) Énfasis añadido.
(2) Edición revisada y actualizada. Seguridad nacional hoy. El reto de las democracias. 2008. Ed. Punto de Lectura. México.
(3) Ibid. Pág. 83.
(4) Ibid. Pág. 87.

 
uvimo66_@hotmail.com
{mos_fb_discuss:13}
( 0 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking