WYA, el lado joven de la dignidad humana

La organización World Youth Alliance (WYA) es una muestra de que los jóvenes sí pueden ser factores de cambios culturales, sociales y económicos, además de grandes promotores de la dignidad de la persona humana. Y todo esto, sin perderle el lado divertido a la vida.

De acuerdo con Carlos Cáceres, director regional de la institución en México, la WYA es la única institución internacional formada por jóvenes. Su misión es formar coaliciones juveniles en diversas partes del mundo para promover la filosofía de la persona y para darle voz a este sector de la población mundial.

En entrevista con yoinfluyo.com, Lourdes Villanueva, directora regional, afirmó que la institución promueve la dignidad humana como fundamento de los derechos humanos, además de defender el desarrollo integral de la persona (emocional, espiritual, físico y mental), y el papel de la familia como base fundamental de la sociedad.

Asimismo, la organización representa las necesidades de los jóvenes ante los órganos internacionales, como el Parlamento Europeo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y la Organización de los Estados Americanos (OEA).

En el marco de la Cumbre Iberoamericana celebrada en octubre en El Salvador, la WYA presentó su postura en lo concerniente a tres temas: los derechos y servicios sexuales y reproductivos, el acceso ilimitado de jóvenes a los servicios sexuales, y el concepto de orientación sexual.

Según Lourdes Villanueva, el documento oficial de la cumbre equiparaba los servicios sexuales con derechos, dentro de los cuáles se podían encontrar elementos positivos, como el acceso de mujeres a hospitales y a tratamientos médicos. Sin embargo, estos servicios o “derechos” también incluían al aborto.

Según la directora regional, la institución no considera al aborto como un derecho humano, debido a que la dignidad de la persona está presente desde el momento de la concepción hasta la muerte natural.

De la misma forma, la organización manifestó su desacuerdo con el derecho de acceso ilimitado de los adolescentes a la educación y servicios sexuales, pues atenta contra otro decreto universal: el derecho de los padres a educar a sus hijos. Villanueva afirmó que los adolescentes aún son menores de edad, por lo cual, sus padres tienen derecho a elegir el tipo de educación sexual que desean para sus hijos.

La WYA también se manifestó en contra del uso del término “orientación sexual” en la declaración de El Salvador, pues se trata de un concepto indefinido y confuso que podría justificar el abuso de menores, en un sentido amplio.

De acuerdo con Villanueva, no existe un consenso sobre el significado de orientación sexual: algunas personas lo definen como una conducta, mientras que otras lo consideran un deseo o una inclinación.

El aceptar el uso de un término cuya definición es imprecisa, provocaría que cada quien lo interpretara de forma distinta, incluso ajustándolo a su conveniencia o empleando conceptos completamente inapropiados, o incluso absurdos por su contexto.

“Alguien puede decir ‘mi orientación sexual es un menor de edad’, y entonces, ¿en dónde queda la defensa de la integridad física y emocional de los menores de edad?”, cuando se le define a dicho menor como una orientación sexual, cuestionó.

De acuerdo con Carlos Cáceres, la organización pidió a varios Jefes de Estado de Latinoamérica, incluido el presidente Felipe Calderón, que se negaran a firmar dicha declaración, pues las opciones presentadas en ella para solucionar los problemas sociales, no eran las adecuadas.

“Atentar en contra de la dignidad humana no funciona. Por ejemplo, el programa de acceso ilimitado a anticonceptivos implementado desde hace dos años en España para contrarrestar el SIDA, no ha funcionado. Las estadísticas muestran que ha crecido en un 12 por ciento”, reveló.

En este sentido, la WYA está a favor de desarrollar alternativas que impulsen cambios culturales sin atentar en contra de la persona, como son los programas de empleo, el fortalecimiento de las sociedades vulnerables, y la defensa de la institución familiar.

De acuerdo con el ideario de la organización, la protección de la familia debe ser el objetivo de las políticas públicas del Estado, pues ésta es la única escuela en donde el individuo aprende qué es el amor, la solidaridad y la entrega.

“La familia debe ser reconocida como el espacio necesario y suficiente para que una persona se vuelva verdadera persona”, afirmó Carlos Cáceres.

Los miembros de la WYA analizan y realizan propuestas sobre los asuntos y problemas serios característicos de la sociedad actual, sin dejar de vivir la cultura de la juventud, y sin dejar de lado la alegría característica de “los chavos”.

En ella se imparten capacitaciones en materia de salud pública y materna, en temas del medio ambiente, filosofía de la persona humana, y sobre las visiones de la ONU.

 
joliva@yoinfluyo.com
{mos_fb_discuss:13}
( 0 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking