¿Los mexicanos necesitamos una guerra para despertar?

Definitivamente no, lo que realmente necesitamos es un Presidente que sea capaz de interpretar las verdaderas aspiraciones, las necesidades del pueblo mexicano y que sea capaz de articular un gran proyecto de nación en el que se puedan meter a todos los mexicanos y en el cual se puedan ver las perspectivas para que todos ganemos en el juego.

La grandeza del Presidente y de su proyecto deberá ser tan notable, que no sea posible que alguien diga: “No, ese proyecto no me interesa”. El proyecto sería tan grande que todos podrían ganar, nadie quedaría fuera del juego.

El Presidente convocaría a una reunión a realizarse en el Alcázar del Castillo de Chapultepec, entre los invitados estaría su gabinete en primer lugar, los principales líderes de las cámaras legislativas, los principales empresarios del país, los dueños de los principales medios de comunicación y los rectores de todas las universidades públicas y privadas del país.

Estos personajes tienen la capacidad potencial de poner las bases para la transformación del país en unos cuantos años y es por eso que el Presidente los convocaría para ponerse a trabajar bajo una nueva mística. Así empezaría su discurso:

Quienes nos encontramos en este emblemático Castillo de Chapultepec tenemos la capacidad de poner las bases para la transformación de este país por lo cual no tenemos derecho a fallarle a los 106 millones de mexicanos que tienen las esperanzas puestas en todos nosotros.

De esos 106 millones de mexicanos, casi el 50% de ellos viven en extrema pobreza, tenemos los más altos niveles de inseguridad como nunca antes en la historia del país, estamos entre los primeros lugares en el nada honroso primer lugar en corrupción en el mundo, los niveles de impunidad de los más altos del mundo, nuestros niños y nuestros jóvenes están siendo envenenados por las drogas sin que tengamos todavía las formas para que nuestros hijos las evadan. Nuestro país se está cayendo en pedazos, mientras eso ocurre, muchos de los aquí reunidos estamos buscando sacar el máximo provecho a costa de las debilidades de nuestro pueblo. No hemos entendido que estamos cavando nuestra propia tumba.

Los gobiernos se han fundado sobre principios falsos, hemos llegado a creer que el ser humano es malo por naturaleza y por ello creemos que debe haber alguien que lo controle y ese principio ha dado lugar a que establezcamos un sinfín de instituciones fundadas en la desconfianza de los unos hacia los otros, y esto ha dado lugar a la creación de todas las instituciones que vigilan permanentemente a la sociedad entera.

De ahí que tengamos los ejércitos, las corporaciones policíacas, las procuradurías, las controlarías, y hasta las comisiones de derechos humanos. Estas instituciones absorben los grandes presupuestos y los resultados han sido muy pobres precisamente porque ponemos excesiva atención en los mitos y no en las realidades.

Es por ello que hemos cambiado de estrategia, ahora nuestro apoyo estará enfocado en todas las instituciones que tendrán como misión esencial la creación de la confianza entre los unos y los otros.

El tipo de sociedad que somos corresponde al diseño institucional, y este corresponde exactamente al tipo de personas que somos en lo general. Necesitamos romper el círculo vicioso, y eso lo podemos y los debemos hacer desde lo personal y desde las mismas instituciones. Somos pocos e insuficientes que trabajamos en este sentido.

De no tomar la responsabilidad por nuestro país, no sólo le estamos fallando a los 106 millones de compatriotas, sino nos estamos fallando a nosotros mismos. Muy a pesar de que hemos sido saqueados en toda nuestra historia, la naturaleza ha sido muy generosa con nosotros los mexicanos, puesto que todavía tenemos abundancia de recursos, los mismos que la mayor parte de los mexicanos ignoramos, con los que podemos generar el bienestar para todos los mexicanos. Y no hemos sabido generarlo porque no hemos sabido crear la educación y la cultura para ello.

No hemos sabido aprovechar los medios  de comunicación para crear el entendimiento entre los unos y los otros. Mediante la educación y la cultura hemos creado un sistema de domesticación y hemos filtrado la idea de que toda la estructura de gobierno está para resolver todos los problemas de la población entera.

De una vez por todas, debemos poner muy en claro las funciones de los gobiernos, no estamos para eso, sino para poner las condiciones para que todos los individuos y todas las instituciones puedan cumplir con sus funciones, y entre esas funciones están la de resolver cada quien sus propios problemas, desde luego con el auxilio de todas las instituciones.

Cada familia tiene sus propias responsabilidades, tiene la responsabilidad de educar a sus miembros, no tienen derecho a delegar la responsabilidad a los maestros de la escuela. Tiene la obligación de servir a la sociedad mediante un trabajo en donde haya un producto final valioso y le toca una paga como derecho. Tiene la obligación de cuidar del medio ambiente porque este es patrimonio de todos, no sólo de quienes gobiernan. Este es el momento de definir perfectamente la función que tenemos cada uno de quienes estamos en este salón.

A quienes estamos en el gobierno nos toca poner las condiciones para que todos los demás actores puedan realizar sus propias funciones. Nos toca crear la educación para que todo mexicano pueda acceder en condiciones de la más alta calidad con la que podamos generar el bienestar para todos los mexicanos. Nos toca dar toda la libertad para que todo mexicano pueda acceder a toda la información que le sirva para emprender todo negocio que genere empleos y produzca los productos y servicios que nuestro pueblo requiere para el pleno desarrollo de todos.

A los legisladores les toca dejar a un lado todas las leyes que están deteniendo el desarrollo del país, debemos dejar a un lado el proteccionismo del que están impregnadas muchas de nuestras leyes, que no hacen otra cosa que invalidar el potencial que tienen todos los “pobres”, en lugar de proteccionismo pondremos todo nuestro esfuerzo y nuestra creatividad para impulsarlos a emprender todo tipo de actividades que se puedan desarrollar en cada una de sus comunidades.

Necesitamos una auténtica reforma fiscal que nos ponga en condiciones competitivas con otros gobiernos, necesitamos más recursos para poder operar todos los cambios que este país necesita y no lo podemos hacer con la legislación que actualmente tenemos.

Ya es tiempo de dejar atrás los pleitos de partidos contra partidos y de legisladores contra el poder ejecutivo, los 106 millones de mexicanos nos reclaman acciones más sabias y más patrióticas.

Los medios de comunicación son una instancia que esta obligada a servir a México, no sólo servirse a sí misma. Pareciera que los medios de comunicación no tienen perfectamente bien definida su función en esta sociedad, pareciera que sólo están ahí para atraer dinero a costa de lo que sea, están permanentemente luchando por el rating, por la obtención de la ganancia económica. Los medios de comunicación son empresas como cualquier otra empresa que están obligadas a dar un producto final valioso. Este producto tienen que ver con provocar el entendimiento entre los gobernantes y los gobernados y entre los unos y los otros. Tiene que ver también con proporcionar la información que los diferentes públicos requieren para crear las condiciones más optimas para todos, tienen que ver la orientación que se brinda a la población acerca de las diferentes problemáticas que tiene la población, tiene que ver con la educación que debe proporcionar a toda la población, desde luego esta debe brindar sólo el complemento que la población requiere y, por último, debe proporcionar un entretenimiento sano.

Los medios de comunicación tienen la facilidad para comunicar a todo el pueblo las grandes ideas con las cuales nos podamos engrandecer todos por igual, no tenemos derecho a desaprovechar estas tecnologías y privarnos del conocimiento que la humanidad nos ha dado. Sería un crimen no hacerlo. Necesitamos conocer las miles de historias  de éxito que México ha tenido para alentarnos los unos a los otros. Las historias de los fracasos sólo nos pueden servir cuando hay lecciones para que a pesar de ellos podamos seguir insistiendo en el éxito.

Necesitamos conectar a todos los miembros de la sociedad para activar entre todos la economía, la educación y la cultura. Necesitamos entender que el poder está en todos los que tengamos el conocimiento. Los medios de comunicación no deben estar por arriba de ningún poder.

Los grandes, medianos y pequeños empresarios juegan un papel importante en el establecimiento de las mejores bases para el desarrollo del país. Su función es indispensable. Se requiere de ustedes que orienten sus inversiones con un profundo sentido social, que piensen en los productos y servicios que realmente necesita nuestro país, no nos debemos conformar con sólo obtener una ganancia económica determinada, esta debe ser el resultado de nuestro esfuerzo y nuestra creatividad.

Es indispensable que los empresarios puedan crear sus propios institutos de investigación con los cuales se puedan crear nuevas tecnologías, es tiempo de darnos cuenta que los grandes países los son por la investigación que realizan, estos son los grandes creadores de las patentes, México tiene el potencial para hacerlo también.

Una de las razones por las que no hemos podido acceder a la riqueza es por la ausencia de suficiente capital humano calificado. Tenemos toda la infraestructura educativa, pero no tenemos la calidad necesaria para estar por ahora entre los países más avanzados. Desde ahora me comprometo a dar todo mi apoyo para que la educación que imparte el Estado, desde preescolar hasta la universidad tenga todo el respaldo que se requiere.

He instruido a la Secretaria de Educación Pública para ejercer el presupuesto para poner calidad en toda la educación y pronto estar en condiciones para generar el bienestar para todos los mexicanos.

He instruido también para que se instrumente una educación artística desde los primeros años de los niños con el propósito de que se inicien en la creatividad, para que adquieran la sensibilidad necesaria para captar toda la inspiración que México nos da para crear una gran civilización que le de luz a México y al mundo.

He instruido a todas las Secretarías de Estado que tienen que ver con difusión de la cultura, para que se den todas las facilidades que se dan en todos los países avanzados para que se fortalezcan todas las artes.

Invito a todas las instituciones públicas y privadas para se organicen concursos en todas las artes para crear los diferentes escenarios para el futuro cercano de México. Tanto en la literatura, en el teatro y en el cine se han creado muchas obras de un gran valor literario, pero básicamente descriptivo y de denuncia, necesitamos ir más allá de esta, necesitamos usar estas artes para pintar el México que queremos y hacer más fácil la transición de la escena real que vivimos a la escena ideal que seguramente todos queremos.

Necesitamos crear historias diferentes que estén en un estado emocional alto de tal manera que podamos contagiar a todos los mexicanos de entusiasmo. Tenemos muchas razones para estar contentos con la tierra que nos ha dado la naturaleza, necesitamos dar a conocer todas las razones para sentirnos orgullosos de nuestro país. Los artistas pueden generar esas condiciones, y por eso todos estos tendrán todo mi apoyo para que ejerzan toda su creatividad.

Todos los aquí reunidos tenemos la obligación de ver hacia  adelante para dejar a los verdaderos enemigos atrás. No tenemos derecho a vernos entre nosotros como los enemigos de México. Tenemos el potencial, los recursos naturales y humanos para hacer de este México un gran país.

Ustedes tienen la palabra.

Este texto no corresponde a la realidad que vivimos los mexicanos, pero en la medida en que pensemos en los conceptos aquí vertidos y en la medida en que estemos de acuerdo, estaremos creando las posibilidades para cristalizar en la realidad estos sueños.

Si estás de acuerdo en todo ello, por favor difúndelo hasta que le llegue al presidente.
 
Ernesto Partida Pedroza

( 0 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking