Últimas noticias:

Año Nuevo 2015: ¿Habrá cambios?

Cada inicio de año nuevo, nos preguntamos si habrá cambios. A nosotros nos toca responderla. Votemos en los comicios de junio. Si no, no nos quejemos.

Siempre que se inicia un nuevo año, el ambiente se muestra propicio para hacer profecías y expresar esperanzas.


Lo que tenemos que hacer como ciudadanos


Respecto a las profecías –cualquier persona sensata lo sabe– no tienen ningún fundamento, ya que los astrólogos suelen repetir lo mismo todos los años: Que morirá un personaje muy importante, que habrá desastres naturales, que se divorciará una conocida pareja del mundo del espectáculo…

Respecto a las esperanzas, parece ser ley psicológica que el hecho de tragar rápidamente las doce uvas al son de las doce campanadas, como que es una especie de buen augurio que nos hace creer que los tiempos que están por venir, forzosamente, habrán de ser mejores.

Es aquí donde resulta oportuno hacernos la siguiente pregunta: ¿Dónde queda la libertad humana?

Sí, porque un terremoto o una inundación (no hay año en que no ocurran) resultan inevitables; en cambio, nuestro propio futuro sí podemos planearlo a base de trabajo y sentido común.

Tal sería el caso de quien hoy ahorra para evitar una situación precaria el día de mañana, o quien hoy se vacuna para no contagiarse de alguna enfermedad.

Tal sería el caso de quienes hoy les dan a sus hijos una formación llena de valores para evitar que el día de mañana sean unos vagos sin oficio ni beneficio.

Ahora bien, aparte de lo anterior, es evidente que cualquiera de nosotros –si se lo propone– puede cambiar el rumbo de los acontecimientos.

Mucho nos quejamos de la corrupción, de la contaminación, del narcotráfico, de los crímenes que a todos nos ponen los pelos de punta; mas sin embargo… ¿qué hacemos para remediar tantos males?

Ciertamente que es muy probable que la mayoría de nuestros amigos lectores que nos honran leyendo estas líneas carezcan de la facultad de tomar decisiones, facultad propia de un ministro o de un jefe de Estado.

Eso es evidente. Mas sin embargo, la gran mayoría contamos con un recurso que algunos utilizan muy pocas veces: La posibilidad de elegir a los gobernantes.

Ni duda cabe que no es lo mismo elegir como gobernante o representante a un sinvergüenza, que darle toda nuestra confianza a gente honesta y trabajadora.

Este Año Nuevo de 2015 que estamos estrenando, nos ofrece la posibilidad de utilizar tan valioso recurso, puesto que, aquí en México, el próximo mes de junio se celebran elecciones para renovar la Cámara de Diputados, así como para elegir gobernadores, presidentes municipales y legisladores locales.

Es urgente, si queremos que la situación mejore, dejar a un lado la cómoda actitud de quien deja de votar porque prefiere irse de día de campo o tomar unas cervezas con los amigos.

La abstención puede ocasionar que el poder quede en manos de ineptos o de mafiosos; por eso, urge que acudamos a votar y, en el momento de hacerlo, votemos en conciencia eligiendo siempre al mejor.

Ahora bien, seamos prácticos: para poder votar hay que tener actualizada nuestra credencial de elector y ésta es inválida si en el reverso, en los rectángulos correspondientes a las elecciones federales, no tiene el número 15.

Según se nos indica, tenemos de plazo hasta el cada vez más próximo 15 de enero para actualizar nuestra credencial de elector; quien no lo haga antes de esa fecha, ya no podrá votar el primer domingo de junio.

Así pues, quedan poco menos de dos semanas para regularizar nuestra situación. Si no lo hacemos ahora, después no nos quejemos…

Iniciamos este comentario haciéndonos la pregunta de si habría o no cambios en este año.

A nosotros nos toca responderla.

Y para ello, es necesario participar en política votando el día de las elecciones; sólo que –repetimos– antes hay que tener en orden nuestra documentación electoral.

No lo olvidemos: El plazo expira dentro de muy pocos días, el 15 de enero.

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Síguenos en nuestras redes sociales

yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo