Enrique Peña Nieto, ¿el hombre que hará que el PRI regrese a los Pinos?

Desde pequeño, el hoy candidato presidencial “recibió una educación cercana a la religión, alentada por ambos padres pero principalmente por don Enrique Peña del Mazo, quien, como hombre fervoroso, acudía cada viernes a la misa matutina de la iglesia de Santa María Guadalupe…”. (*1)

Desde los 13 años, el priísta ya tenía claridad sobre su futuro, o eso cuenta la leyenda: “Laura Villas, quien fuera su compañera en segundo de secundaria, tiene presente la respuesta que Peña Nieto dio a la profesora justo el primer día de clases, cuando les preguntó a los alumnos que querían ser en el futuro: “Yo voy a ser gobernador del Estado de México”, recuerda Laura…”.(*2)

Los años transcurrieron y en 1998 se graduaría de la licenciatura de Derecho en la Universidad Panamericana  con la tesis “El presidencialismo mexicano y Álvaro Obregón”.  Desde ese momento, Peña Nieto iniciaría su paso por la política desempeñándose como Secretario de Administración del Gobierno del Estado de México desde el año 2000.

Fungió además como presidente del Consejo Directivo de Seguridad Social, presidente del Consejo Interno del Instituto de Salud y vicepresidente de la Junta de Gobierno del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia. Para 2003, el priísta se desempeñó también como diputado local con cabecera en Atlacomulco y en 2005 ganaría las elecciones para convertirse en gobernador del Estado.

Uno de los lemas de su campaña es el tan recordado “Te lo firmo, te lo cumplo”, que registró ante un notario público y en el que se comprometía a cumplir 608 promesas durante su administración:

“Ya en el poder, el gobernador ha sacado un profundo provecho de la inauguración de las obras a cuya construcción se comprometió. Ha convertido esos actos en un espectáculo, alimentado por la parafernalia que rodea a un reality show televisivo”.(*3)

Y es precisamente la pantalla la que ha beneficiado al candidato del tricolor desde que era gobernador del estado pues a través de ésta promueve su imagen, hoy como candidato presidencial y en su momento como gobernador del Estado de México con la finalidad de “ser reconocido a como dé lugar. Lo ha conseguido. Pero para que su nombre se grabe en el inconsciente colectivo ha tenido que gastar dinero a manos llenas”.(*4)

Y es que la imagen del político es cuidada hasta el último detalle; “Su jefa de imagen, Margarita Neyra- quien dice, no sabe si con buen tino, que su jefe es el “verdadero gober precioso”-, cuida con celo cada movimiento. Emilio Ulloa narra una escena reciente. “Lo cuidan mucho. Por ejemplo, fue al informe del presidente municipal de Tultepec. Están contados los pasos que tiene que caminar. Se revisan las sillas. Hasta el agua que toma la prueba antes una mujer como medida de seguridad”. (*5)

Algunos de sus oponentes creen que Peña Nieto es un político fácil de controlar, que no toma decisiones sin antes consultarlas y que sabe rodearse de expertos asesores que en su momento estuvieron involucrados a la gestión de su tío Arturo Montiel.

En la vida del ex gobernador del Estado de México también ha estado presente la figura del ex presidente Carlos Salinas de Gortari quien en reiteradas ocasiones le ha mostrado su apoyo como en 2008 cuando declaró a The Financial Times que Peña Nieto representaba una nueva generación de políticos que encabezaban la recuperación del PRI.

Actualmente Enrique Peña Nieto encabeza las preferencias electorales, o al menos esto es lo que demuestran las encuestas. ¿Podrá mantener esta tendencia?, ¿Podrá encabezar el regreso del PRI a los Pinos?

*1.- Zepeda Patterson Jorge Coordinador. “Los Suspirantes 2012”. Enrique Peña Nieto. El “Luis Miguel” de la política. Editorial Planeta Mexicana. México 2011. Pág. 14

*2.- Ídem. Pág 16

*3.- Ídem. Pág. 27

*4.- Ídem. Pág. 38

*5.- Ídem. Pág. 49

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

Copyright © 2012 yoinfluyo.com · Todos los derechos reservados.
Aviso de privacidad
contacto
comentarios@yoinfluyo.com