¿La noche triste del PAN?

Como va la campaña de Josefina Vázquez Mota, todo indica que el 1 de julio será la noche triste del PAN, no porque ella sea mala candidata, sino porque está pagando culpas de su partido, que no ha sabido manejar y retener el poder.

Cierto, hay inconsistencias en su campaña. Al ganar la candidatura, fue obligada a incorporar a los derrotados, y tuvo que soportar les dieran las candidaturas privilegiadas de diputados y senadores, pese a que habían usado -y siguieron- trampas electorales, contrarias al afán democrático panista, para saciar sus ambiciones.

Ernesto Cordero fue el primero, quien además dio parque a Peña Nieto al calumniar a Josefina –durante la campaña interna- con que no asistía a las sesiones de la Cámara de Diputados, sin reparar en las negociaciones que ella realizaba para tratar de sacar adelante las reformas estratégicas del presidente Felipe Calderón, indispensables para México, y que sabotearon PRI y PAN, aunque lo nieguen.

Josefina sufrió ese lastre y el de compromisos de los líderes panistas de otorgar candidaturas a desprestigiados; lo que distanció del PAN a los inconformes y fue un sabotaje real para su campaña.

Inconsistencias en su equipo de campaña, que ha sufrido reestructuras varias, traducidas en indefinición de objetivos y propuestas claras y llamativas, que despierten el entusiasmo entre los votantes.

Mucho se esperó que Josefina se proclamara la candidata de las mujeres y los jóvenes, y no ha ocurrido. Ha faltado –además de responder ataques del PRI- adelantársele con acusaciones a ex funcionarios priístas corruptos, que defraudaron a sus estados y al país, como le consta a medio mundo.

Ahí hay demasiado parque para recalcar a las nuevas generaciones los robos, crisis económicas, devaluaciones, masacres, asesinatos y escandalosos fraudes electorales con que el PRI victimó a los mexicanos durante 70 años y que no puede asegurar que no repetirá, pues sigue protegiendo a vivales.

Así y todo Peña declaró en Saltillo que debe castigarse a los responsables de la megadeuda que dejó a Coahuila Humberto Moreira, a quien él sigue protegiendo. Si fuera veraz su intención, al menos exigiría a la PGR ahondar en el caso, del que ya hay numerosas denuncias.

Nada ha dicho el PRI del cálculo de Wáshington de que la fortuna de Javier Villarreal Hernández, ex jefe del Servicio de Administración Tributaria de Moreira y su principal operador para la megadeuda, es de 30 millones de dólares, triple de la del presidente Barack Obama, estimada en 10 millones.

Ni para taparle el ojo al macho ha exigido el PRI indagar la acusación de que los hermanos (Eduardo y Luis) del ex gobernador de Hidalgo, Miguel Osorio Chong, uno de los más cercanos a Peña, transfirieron 100 millones de pesos a bancos de Panamá durante su gobierno.

23 millones de mexicanos entre 18 y 29 años, que no sufrieron las hazañas del tricolor, merecen ser informados de todo ello y, ¿por qué ignorar a la mayoría electoral, a las mujeres, que pueden ser la gran palanca para que Josefina llegue a Los Pinos y sea la primera Presidenta de México?

¿Por qué no subrayar la alianza -soterrada, pero real- de Peña con Gordillo, cuyo empleado Gabriel Quadri sirve para disimularla. Alianza que permitiría que la educación de nuestra niñez siguiera estrangulada por el SNTE de Elba Esther y por la CENTE de López Obrador?

Los panistas deberían refutar con vigor a panfletistas del PRI que salieron, por ejemplo, con que Elba sepultó a Josefina con el discurso del Día del Maestro, en Los Pinos; cuando fue un desahogo bilioso porque Vázquez Mota la descalificó y dijo que jamás se dejó chantajear por ella en la SEP.

Vale reconocer la actitud de los periodistas de Tercer Grado de Televisa, por aceptar de hecho que en la emisión del miércoles 9 se les pasó la mano con Josefina; subrayaron que ella se condujo con soltura y decisión, mejor que en el debate entre candidatos; incluso uno le ofreció disculpas por teléfono.

Es de esperar un despertar del equipo de Vázquez Mota -al que el PRI atribuye pleitos cotidianos- porque el tiempo y la campaña vuelan, los contrincantes están muy filosos y, en especial, Peña no descansará hasta hundirla.

Posdata.- ¿Recordará Andrés Manuel que Carlos Fuentes le dijo: Déjate de payasadas, ya tenemos de sobra con las de Hugo Chávez?

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

Copyright © 2012 yoinfluyo.com · Todos los derechos reservados.
Aviso de privacidad
contacto
comentarios@yoinfluyo.com