Voto millennial: el factor decisivo para ganar

Las elecciones del primero de julio serán las más grandes en la historia del país, no sólo por la cantidad de cargos públicos en disputa a nivel local y federal, sino también por el número de votantes que podrán ejercer su voto.



De acuerdo con el Instituto Nacional Electoral (INE), más de 87 millones 838 mil mexicanos quedaron registrados en la lista nominal, de los cuales el 40% son millennials.

 

Esta generación nacida entre 1980 y el 2000 tendrá en sus manos el mayor número de votos posibles y eso es algo que los aspirantes a los diferentes puestos políticos no deben olvidar, ya que, si desean que la preferencia de voto les favorezca, deben orientar parte importante de su campaña a atender este sector de la sociedad mexicana.

 

Aunque en elecciones anteriores este sector se ha caracterizado por su baja participación en el proceso electoral, este 2018 la tendencia es que el ejercicio del voto millennial será decisivo.

 

Alejandro Guillen Reyes, director académico de la carrera de Ciencias Políticas de la UPAEP afirmó, en entrevista para Yo Influyo, que el voto millennial tendrá un papel fundamental en los comicios de este año.

 

A pesar de que en elecciones anteriores la participación de este sector fue baja, en 2018 los jóvenes “están conectados con la obligación ciudadana de votar e informarse sobre los candidatos”.

 

La presidencia es el puesto que más acapara el interés mediático, pero éste sólo es uno de los más de 3 mil 400 cargos que se disputarán durante la jornada electoral próxima, y para cada uno de ellos, el voto millennial deberá ser tomando en cuenta.

 

Un sondeo de Instituto Federal de Telecomunicaciones reveló que 88% de los jóvenes en México utiliza internet para navegar en redes sociales.

 

Si bien las campañas políticas ya han entendido la utilidad de las redes, la realidad es que los esfuerzos realizados en la web no siempre han sido los adecuados o suficientes para alcanzar al sector juvenil.

 

De acuerdo con Guillén Reyes, actualmente la posibilidad de usar “medios alternativos como Instagram” es una clave para hacer llegar a los jóvenes los diferentes mensajes que los candidatos han construido para persuadirlos de su voto.

 

Por otro lado, Roberto Duque Roquero, académico de la UNAM y especialista en temas electorales, afirmó que “es cierto que las redes sociales tienen un papel importante pero no se deben dejar de lado los medios tradicionales”.

 

En ese sentido, dijo, los contendientes deberían utilizar las diversas plataformas digitales con el fin de acercarse a los jóvenes del país y que ellos puedan conocer el proyecto de nación que proponen.

 

De acuerdo con Duque Roquero, los candidatos deberían trabajar en dos ejes de comunicación: franqueza en cuanto a transmitir convicción y proyectarse como una persona genuina. En segundo lugar, hablar con claridad sobre la visión de país que tienen.

 

Problemáticas de los jóvenes en México

 

La falta de oportunidades para estudiar la universidad es uno de los principales frenos de la juventud mexicana, ya que, según las estadísticas, sólo 17% de los jóvenes en México logran acceder a una educación universitaria. Cada año 90% de los aspirantes a quedarse en algún lugar de las escuelas de nivel medio superior públicas del país, son rechazados.

 

Por otro lado, el problema del desempleo es uno de los factores que más afectan a los millennials de México, ya que durante 2017 el índice de desempleo en la juventud del país era de 6.7%, es decir, el 41.5% de desempleados en el país son jóvenes entre los 20 y 29 años.

 

De los más de 30 millones de personas que conforman el voto millennial, 73% aún no define con seguridad a quiénes elegirán como sus representantes, y a menos de un mes para celebrarse las elecciones en nuestro país, los diferentes aspirantes deberán voltear a este sector, cuyos votos podrían resultar determinantes.

 

Roberto Duque afirmó que el principal problema que han enfrentado los candidatos “son ellos mismos”, ya que “no han sido capaces de expresar efectivamente sus propuestas y al final terminan siendo sólo una imagen de sus publicistas.

 

En tanto, Guillen Reyes añade que otro de los obstáculos a los cuales los aspirantes se enfrentan es que “existe un problema de credibilidad muy fuerte”, que hay una desconfianza de y que por lo tanto la percepción que los jóvenes tienen de la política mexicana es el problema a superar.

 

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.