En nuestro país estamos acostumbrados a echarle la bolita al gobierno. El gobierno tiene la culpa de todo. Son unos mentirosos, tramposos y convenencieros. Y lamentablemente esto es totalmente cierto, pero ¿acaso los ciudadanos de México no lo son? ¿Podemos decir que la sociedad, en general, es honesta, recta e igualitaria?

El gobierno, al igual que antes con los organismos públicos autónomos, ahora arremete contra la sociedad civil pretendiendo ahorcarla presupuestalmente. Sin embargo, ahí radica un área de oportunidad de las ONG no deben desaprovechar.

En el marco del Parlamento Abierto realizado en el Senado para escuchar opiniones de la sociedad civil respecto a la Guardia Nacional, representante de la ONU señaló que la propuesta violenta la convencionalidad internacional a la que México está obligado a seguir.

Desde la sociedad civil llaman al Senado a rechazar la terna propuesta por el presidente para la Suprema Corte, por no garantizar la independencia judicial.

Históricamente padecemos un grave rezago en materia educativa en México, ya está claro el rumbo que seguirá el actual gobierno… ¿qué nos toca hacer a nosotros?

Continúan los debates en torno a si el feminicidio amerita prisión preventiva oficiosa o representa una vulneración a la presunción de inocencia.

Casos como el de la explosión en Tlahuelilpan deben movernos como mexicanos a asumir nuestros propios errores sociales y actuar en consecuencia.

La Comunidad Venezolana en la Ciudad de México convocó a una manifestación el 23 de enero a las 18:00 hrs frente a la Embajada de Venezuela manifestando su desconocimiento al régimen de Nicolás Maduro.

La Vida por Delante es un movimiento que impulsa el que las mujeres que viven un embarazo inesperado tengan las mismas oportunidades que el resto de las mujeres y que reciban el apoyo y acompañamiento necesarios.

La crisis humanitaria que se vive en Venezuela es la oportunidad para una reflexión seria en nuestro país que derive en un fortalecimiento de nuestras instituciones y de la sociedad civil.