Ante aproximadamente 135 000 personas el Papa Francisco ofició una misa antes de finalizar su viaje a los Emiratos Árabes Unidos.

El arzobispo de Tulancingo recordó a los familiares de las víctimas de la explosión que hay que cuidar la vida, que ésta es más valiosa que todo el petróleo.

En su homilía en la Misa de Navidad el papa Francisco indicó que “Belén es el remedio al miedo”, en tanto que el Cardenal Aguiar Retes subrayó que Jesús es el mensaje y la buena noticia.

El Papa Francisco pidió a los obispos que no se comporten como “pastores estrategas y metiches”. 

A Misa y en general, a todos los servicios religiosos, se acude a un encuentro con Dios, no a criticar.

Al oficiar la Misa por la Paz en la Basílica de Guadalupe, Monseñor Franco Coppola coincide que desde la familia se debe educar contra la no violencia.