Desde que asumió el cargo de presidente, López Obrador se ha tomado muy personal las críticas en contra por parte de los medios de comunicación, a tal grado que ha llegado a insultarlos. Sin embargo, no se puede renunciar a mostrar la verdad o señalar errores, pero hay que aprender a hacerlo con racionalidad y serenidad.

La toma de protesta de López Obrador nos recuerda las épocas más autoritarias del PRI como partido hegemónico.

El derecho de libre expresión es algo que no está establecido para todos los mexicanos y que se controla por los medios de comunicación con más reconocimiento en el país.

El periodismo debe retomar su sentido trascendente y de servicio a la comunidad, y dejar de lado el amarillismo o las “fake news”

El efecto Werther

Ene 23, 2019

Reflexión acerca del suicidio, su difusión en los medios y las implicaciones sociales que éste conlleva.

El populismo que pertenece a la cultura de la muerte, no es la solución, porque algo bueno no puede fundarse sobre el mal.

AMLO y su gente han iniciado su guerra y han definido a su primer enemigo: los fifís.

Los medios deben profesionalizarse, los que lo han hecho les ha ido bien: hacen negocio y tienen prestigio.

Para llegar a una mayor audiencia es necesario generar contenidos propositivos de una manera creativa, con la intención de hacerlos completamente atractivos, señala Fernando Sánchez Argomedo, presidente de Yoinfluyo.com.