La crisis humanitaria que se vive en Venezuela es la oportunidad para una reflexión seria en nuestro país que derive en un fortalecimiento de nuestras instituciones y de la sociedad civil.

El envío por parte Unicef de suministros busca ser una ayuda en el combate las carencias extremas en Venezuela.

Los obispos venezolanos le entregaron al Papa dos informes: uno sobre los muertos por la represión chavista en las protestas antigubernamentales; y otro sobre cifras de la crisis humanitaria.