El mandatario ruso señaló que en el espacio de dos años las fuerzas armadas de Rusia y Siria habían "derrotado al más aguerrido grupo de terroristas internacionales".