Marko Cortés sería un presidente del PAN sumiso a las decisiones de López Obrador, pues su agenda más que el bien común es sacar beneficios políticos.

El aspirante a presidir el PAN quiere un debate sobre el aborto. Su posición con el tema más moderada que la del actual presidente Torres Cofiño.

Marcelo Torres señaló que hay que generar condiciones para que las mujeres no se aboquen al aborto y brindarles opciones en todos los ámbitos.

La pretensión de Marko Cortes de borrar su pasado inmediato no será tarea fácil, deberá asumir su responsabilidad en la debacle del PAN.

La guerra sucia dentro de una campaña es una forma de hacer política que debe erradicarse a toda costa.

Acción Nacional está enfrentando una gran encrucijada, entre volver a sus orígenes como partido humanista y con valores democráticos, o ser un partido corrupto y con tráfico de intereses.

Germán Martínez Cázares, próximo director del IMSS aseguró que apoya la despenalización del aborto, además exige que no se discrimine o victimice a las mujeres que lo realicen.

La fragmentación de los partidos políticos en México ha provocado que la única oposición real en la actualidad sea la ciudadanía.

El autor hace una pequeña reseña de los dichos por Roberto Madrazo sobre la elección del 2006, de las incongruencias al interior del partido Morena donde pregonan austeridad republicana pero tienen bodas “fifís”, y finalmente del crecimiento de Manuel Gómez Morín en preferencias para presidir el PAN.

 

La senadora Martha Cecilia Márquez propuso la iniciativa de ley que también promueve la paternidad responsable y el derecho de los menores a la adopción.