Abogados, académicos especialistas, funcionarios públicos y líderes de organizaciones sociales, se comprometen a no participar en foros o eventos en los que no haya mujeres.