Con votación unánime el primer Congreso de la capital eliminó el fuero de sus 66 diputados locales.

En su afán por señalar la culpabilidad de todos por unos cuantos, el presidente electo y sus hordas legislativas no ha hecho más que sembrar el temor entre quienes veían con buenos ojos un cambio en el liderazgo del país y, concretamente, en sus áreas de trabajo.

La Sala Regional Ciudad de México del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenó el recuento total de votos de los 26 distritos electorales del estado de Puebla con la finalidad de dar certeza a la elección de gobernador.

La bancada de Morena pidió al Poder Ejecutivo federal que deje de aplicar los exámenes que, de acuerdo con la reforma educativa, debe aplicar a los docentes mexicanos.

Morena presidirá 20 de las 44 comisiones del senado y contará con mayoría en las otras 24.

MORENA inició su reinado legislativo en el Congreso de la Unión dando señales claras de que piensa seguir el ejemplo de los monarcas de antaño: gobernar de modo absolutista.

La reforma educativa en cuestión fue un acto de autoritarismo, sin duda. No se consultó a los principales responsables de la educación: los padres de familia. Pero, por otro lado, un acto autoritario no se resuelve con otro acto autoritario.

A los ganadores que les gana la gana. Tienen que salir a los medios todo el tiempo, recordarle a los demás el triunfo apabullante, que ellos van a gobernar, que el pueblo les dio un gran mandato y que las cosas van a cambiar en el país.

El senador Martí Batres, claro ejemplo de que la austeridad republicana cabe en un tupperware

A pesar de la buena voluntad que pueda tener AMLO, la falta de capacidad para entender la complejidad de los retos a los que se enfrentan puede ser un gran problema.