En la Fundación Patricio Sanz cientos de familias han encontrado un apoyo, ya que brinda amor y educación de calidad a niños en situaciones vulnerables, con y sin discapacidades y provenientes de comunidades indígenas.