Jorge Espinosa Cano

Jorge Espinosa Cano (54)

Hola

Dialogando con el tiempo

El arzobispo de México se llevó la enorme sorpresa cuando el mismo emperador le dijo que la ceremonia del lavado de pies se trasladaría a Palacio Nacional.

El viaje que emprende sola Carlota a la ciudad de Mérida sería sin lugar a dudas una de las mejores etapas de su vida; por cierto.

Maximiliano pregunta a Napoleón III sobre su apoyo, mientras en Francia crecía el rechazo de la opinión pública a la intervención en México.

Para Anacleto González Flores, la plenitud de la libertad se encuentra en el amor a la verdad, que llevaría a un sistema con auténtica justicia social.

Nuestros reformadores buscan tirar por la borda los valores; y por eso, la drogadicción, el secuestro, el robo, la corrupción, se posesionan de la sociedad.

Los problemas que se le fueron acumulando, con todo y su carga emocional, explicarían el comienzo de los problemas psicológicos de Carlota.

Ya terminada la guerra de secesión, la hostilidad del gobierno estadounidense se vuelca contra el imperio; y Maximiliano y Carlota pronto serán abandonados.

Maximiliano pensaba en abdicar, pero Carlota se resistía a ello. Bazaine empezó a recopilar a sus tropas en 1866, y plaza que dejaba era ocupado por juaristas.

Después de una segunda entrevista, en la que Napoleón III le negó el apoyo, se empezaron a presentar los primeros signos de locura de la princesa Carlota.

A través de sus cartas, se conoce mucho a una persona; y la que Maximiliano dirigió a su madre revela que estaba en verdad comprometido con su nueva patria.