Los demócratas plantean descarrilar ocho propuestas de Trump

Los demócratas tienen a ocho en la mira, y como en el Senado son minoría, piensan retrasar las decisiones y sí afectar el arranque del nuevo mandato.

Hay dos cuestiones que no podemos dejar de captar: el esfuerzo de los demócratas para defender los planteamientos que durante el mandato de Obama se ejecutaron, concretamente en el terreno de los intereses pro LGBT, y el descomunal apoyo a los movimientos abortistas. Y tal vez, un buen blindaje para no dejar rastros de todo aquello que pueda descubrir planteamientos poco honestos. Obama en este último mes de su mandato ha tomado decisiones internacionales que al nuevo gabinete le supondrán quebraderos de cabeza.



La otra cuestión va en la línea de las personas que está planteando Trump para su gabinete. Todas ellas tienen un brillante historial y mucha congruencia con sus principios. Ocho personas son las que los demócratas tienen en la mira, y como en el Senado son minoría piensan retrasar las decisiones, de esta manera afectarán el arranque del nuevo mandato. Esta es una ruptura nunca antes vista en el trabajo del Senado, desgraciadamente mina el sistema democrático, orgullo de esa Nación, y manifiesta anteponer el partidismo al amor a la patria. Este es el panorama que el Republicano Mitch McConnell, líder de la mayoría, prevé que se avecina, provocado por el Demócrata, líder de la minoría del Senado, Charles E. Schumer.

 Schumer argumenta que algunos de los postulados por Trump, van a romper con promesas clave hechas durante la campaña. Otra dificultad que pone es que muchos de ellos son millonarios, gracias al trabajo realizado en empresas que ahora tendrán que regular. Asegura que no habrá audiencias apresuradas y en ellas harán las preguntas necesarias para evaluar a cada nominado.

Las audiencias están previstas para la próxima semana y, Schumer ha dicho a McConnell que quiere dos días con cada uno de los ocho candidatos. Y una semana para cada entrevistado, esto equivale a ocho semanas. Aunque cuando las competencias sean cercanas, como Tillerson –Secretario de Estado del Exterior– y Mattis –Secretario de Defensa– podrían ser en la misma semana.

Los republicanos no aceptan este plan, señalan que con Obama, en 2009, el Senado confirmó por unanimidad a los siete nominados al gabinete, el día de la inauguración de ese gobierno, y a los demás cinco días después, la misma semana. Los republicanos afirman: "Nuestros comités y presidentes son totalmente capaces de revisar las nominaciones del gabinete entrantes con las mismas normas y procedimientos que para las mismas comisiones hicieron con las nominaciones del presidente Obama".

También los demócratas están molestos porque los candidatos solamente informarán de su declaración de impuestos durante los últimos tres años, así lo dijo Tillerson. Además, un asesor demócrata dijo que la riqueza personal "sin precedentes" de los candidatos de Trump justifica los retrasos. También, otro obstáculo, es  tener la certificación de la Oficina de Ética Gubernamental antes de la votación de confirmación. En el proceso de Obama, la mayoría la obtuvo antes de la selección en las respectivas audiencias. 

Las personas en entredicho son:

Los demócratas recelan especialmente de Rex Tillerson, piensan que la elección de Trump para el secretario de Estado; no ofrece seguridad por la cercanía con Putin.

Jeff Sessions, electo para Fiscal general; es pro vida. Su papel es muy delicado, por el antecedente de la gestión actual, el Fiscal tenía la orden de perseguir a los pro vida.

Mick Mulvaney, designado para dirigir la Oficina de Administración y Presupuesto. Es un Fiscal conservador, pero capaz de elegir buenas propuestas, no importa si son de republicanos o de demócratas. Es pro vida y tiene una postura conciliatoria con los inmigrantes.

Betsy DeVos, seleccionado para Secretaria de educación. Muy amiga de Trump. Ella y su marido han ayudado a muchas instituciones educativas. Tiene su propia pinión sobre cómo debe marchar el proyecto educativo en un país. Fundamentalmente eliminar la burocracia y ofrecer más opciones a las familias. Es pro vida.

Tom Price, postulado por Trump para dirigir el Departamento de Salud y Servicios Humanos. Tiene que revisarisar Obamacare. Con este proyecto y con el apoyo a Planned Parenthood está en total desacuerdo. Está claro que los Demócratas no lo quieran.

Andrew Puzder, está propuesto para Secretario de Trabajo. Es un ejecutivo de una empresa de comida rápida. Seguramente el escrutinio girará en torno al criterio  sobre el salario mínimo.

Steve Mnuchin, ex socio de Goldman Sachs, establecido para servir como secretario del Tesoro, 

El fiscal general de Oklahoma  Scott Pruitt, seleccionado por Trump para dirigir la EPA. También le presenta muchas dudas a los demócratas, dijeron los asesores.

Fuera de la lista anterior, pero a los que también les pueden poner dificultades, son: al Demócrata retirado de la Armada, James N. Mattis, propuesto para secretario de Defensa; la gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, quien Trump ha previsto como embajadora en las Naciones Unidas; y John Kelly, ex general de Marina, para dirigir el Departamento de Seguridad Nacional.

Fuente washingtonpost.com; Ed O'Keefe, 1 de enero de 2017

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Modificado por última vez en Viernes, 09 Marzo 2018 23:46