Caso Gorsuch: una lucha entre ideología y principios

Con el juez Neil Gorsuch como presidente de la Corte Suprema de EU se respetará la Constitución y habrá una recta aplicación de la ley, dice Family Watch International.

Toma de juramento:

El 10 de abril, el presidente del Tribunal Supremo, John G. Roberts Jr., tomó el juramento de Neil Gorsuch. Ante los ocho jueces, la mayoría acompañados de sus respectivas esposas. También estaban Maureen Scalia y Eugene Scalia, la viuda y el hijo del difunto Antonin Scalia, a quien el nuevo Juez reemplaza. La esposa de Gorsuch, Louise, llevó una Biblia de la familia, y también estaban sus hijas Emma y Belinda. Él es el número 109 entre los 113 jueces en la historia de la corte.


México; Neil Gorsuch


Más tarde, en Rose Garden de la Casa Blanca, el juez Anthony M. Kennedy, con quien Gorsuch trabajó, recibió el segundo juramento que hacen los jueces, para comprometerse a interpretar las leyes de manera imparcial y hacer valer la justicia de la misma manera para pobres y ricos.

El presidente Donald Trump dijo: “Es un privilegio tenerlo aquí en este momento histórico, en este hermoso día de primavera. La primavera es realmente el escenario perfecto para esta alegre reunión de amigos, porque juntos estamos en un proceso de revisión, de renovación y de reconstrucción de nuestro país”.

En los próximos días el tribunal se reúne en privado para considerar los casos. Está pendiente la segunda enmienda para decidir si se otorga el derecho a portar armas de fuego fuera del hogar. Otro asunto es si las empresas pueden negarse a proporcionar servicios de bodas de parejas del mismo sexo.

Breve panorámica de la elección:

Uno de los motivos por los que el pueblo estadounidense eligió a Trump era el desacuerdo de continuar con la trayectoria de los demócratas en la cobertura de la vacante –desde febrero de 2016– de Antonin Scalia en el Tribunal Supremo. Antes de terminar su mandato, Obama propuso al juez pro aborto Merrick Garland. Los demócratas dijeron que consideran que se les robó el puesto, porque los republicanos se negaron a actuar, pero también era una realidad que el entonces presidente ya iba de salida.

Los demócratas se opusieron desde el principio al candidato de Trump. De hecho, cuando hizo la propuesta y Neil Gorsuch tomó la palabra en la Casa Blanca, ya muchos demócratas empezaron a oponerse, aun cuando uno de los abogados del ex presidente Barack Obama lo calificó como “uno de los jueces más reflexivos y brillantes entre los que han servido al país en el último siglo”.

El duelo era entre la ideología abortista defendida por la mayoría de los demócratas y la trayectoria del juez Gorsuch defensor de la vida humana en todos sus estadios. No ha sido fácil. El interrogatorio fue extenuante e incisivo en esos puntos. Los republicanos veían dificultades para alcanzar la mayoría necesaria. Los demócratas alargaban el proceso.

El Comité Judicial del Senado votó el lunes 3 de abril con 11 votos a favor y 9 en contra. Esto fue un buen paso, pero no suficiente porque faltaba el pleno del Senado. Lindsey Graham, senador de Carolina del Sur, afirmó la convicción de contar con un juez como Gorsuch, eminentemente calificado. El presidente del Comité Judicial, Chuck Grassley, dijo del candidato: Es una imagen de la clase de justicia que debemos tener en el Tribunal Supremo.

Ante el vigor de los opositores, los republicanos optaron por la “opción nuclear”, que consiste en rebajar la exigencia de mayoría cualificada en 60 votos a mayoría simple. El 7 de abril la elección se ganó con 55 votos a favor y 45 en contra. A los 52 votos republicanos se sumaron los votos de tres senadores demócratas: Joe Donnelly, de Indiana; Heidi Heitkamp, de Dakota del Norte, y Joe Manchin, de Virginia Occidental.

El día de la elección, en la página electrónica de Family Watch International, la presidenta Sharon Slater alabó la decisión de confirmar dentro de la Suprema Corte de Estados Unidos al juez Neil Gorsuch. Hace ver que este acto es singularmente relevante porque se respetará la Constitución y habrá una recta aplicación de la ley.

El senador de Nueva York, Chuck Schumer, fue de los más destacados opositores. Las clínicas abortistas ven a Gorsuch como un radical opresor que no ayuda a las mujeres.

En síntesis:

El curriculum de Gorsuch es notable. Es un jurista valiente y de reconocido prestigio.

Algunos asuntos que dejan ver su postura: defendió a las tiendas Hobby Lobby cuando la administración Obama les obligó a incluir anticonceptivos en su plan sanitario. Apoyó a las Hermanitas de los Pobres cuando el Obamacare les obligaba a administrar anticonceptivos. Tiene un libro contra la eutanasia y el llamado suicidio asistido. De la sentencia Roe vs Wade dice que no se basó en principios constitucionales por darle a una madre más derechos que a su hijo no nacido. Apoyó al estado de Utah en su batalla por retirar el financiamiento a Planned Parenthood. Todo ello es muy importante para la causa pro vida.

Gorsuch tiene 49 años por lo que previsiblemente estará en la Corte muchos años.

Fuentes:

* ifenews.com del 3, 4, 7 de abril de 2017

* dailysignal.com del 21, 22 y 28 de marzo, 7 y 10 de abril 2017

* Actuall 5 abril 2017

* washingtonpost.com 10 de abril 2017

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Modificado por última vez en Viernes, 09 Marzo 2018 23:42