Pablo, el caminante eterno. Capítulo XII. Antioquía

Para el hombre contemporáneo tal vez este nombre no le diga mucho, porque con el tiempo se fue diluyendo su importancia, sin embargo, en tiempos de Pablo era una ciudad enorme.

Para el hombre contemporáneo tal vez este nombre no le diga mucho, porque con el tiempo se fue diluyendo su importancia, sin embargo, en tiempos de Pablo era una ciudad enorme de más de medio millón de habitantes y tan solo estaba en importancia después de Roma y Alejandría y era considerada la gran capital del Oriente.


Pablito en Antioquía


Vamos a conocer un poco de esta metrópoli por la importancia que tuvo en la vida y en la misión de Pablo, ya que esta fue su sede por casi 20 años. Antioquía Ciudad ubicada en Frigia, cerca del límite con Pisidia, en el Asia Menor. Fue fundada por Seleuco I Nicátor (301-280 antes de Cristo), quien la llamó así en honor a Antíoco, su padre, y la colonizó con gente de Magnesia sobre el Meandro. Después de la derrota de los seléucidas por los romanos (190 antes de Cristo), Antioquía se transformó en una ciudad libre, pero ciento cincuenta años más tarde fue entregada a Amintas, rey de Pisidia.

La calle principal tenía tres carriles, separados por enormes columnas, por la de en medio transitaban los carros llevando mercancías o personas, y por los laterales peatones de todas las clases sociales, y terminaba al pie de un monte en cuya cumbre estaba una estatua colosal del dios Júpiter que dominaba con su vista toda la ciudad.

El río Orontes pasaba a un extremo, y desde ahí nacía otra de las grandes avenidas que dividía a la ciudad con una forma de cruz en cuatro barrios urbanos, estas dos calles principales además de sus columnas lucían varias figuras del arte griego.

El río formaba una pequeña isla, que estaba ocupada por el palacio real, ahí en este tiempo era donde residía el gobernador romano, con todos los miembros de su gobierno, que no solamente se dedicaban a controlar la ciudad sino gran parte del Imperio de Oriente.

Sobre la ribera del norte se levantaban grandes fincas campestres pertenecientes a la clase rica de la ciudad, y además había una muralla con cerca de trescientas torres que rodeaban toda la ciudad para mantenerla segura de cualquier agresión.

También era un orgullo de la ciudad su infraestructura hidráulica con muchos baños públicos y un sistema de distribución de agua que llevaba el líquido a diferentes partes de la ciudad, tanto de las partes ricas como de las más pobres.

También contaba con un notable sistema de alumbrado, de tal manera que uno de sus poetas decía en forma un tanto romántica que la noche apenas se distinguía del día. Tenía también un taller donde se imprimía la imagen del emperador romano en las monedas.

Por esta importancia era una ciudad cosmopolita, y estaba también llena de magos y embaucadores, de comediantes, bufones, brujos, sacerdotes de los falsos dioses, bailarinas, héroes del circo y actores que hacían que durante las fiestas la población cayera en grandes orgías.

Había también una comunidad importante de judíos y una menor de algunos cristianos que habían huido de las persecuciones en Jerusalén. Así que era una ciudad que se prestaba por muchos motivos a ser una de las sedes de la evangelización.

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

 

Modificado por última vez en Viernes, 09 Marzo 2018 23:37